MUNDO

China comienza a liberar camas de hospital ante aumento de casos Covid

China comienza a liberar camas de hospital ante aumento de casos Covid China liberó camas en hospitales para evitar que éstos queden sumergidos por una ola de casos ómicron, que ya ha provocado el confinamiento de decenas de millones de personas.

El ministerio de Salud informó de 3 mil 290 nuevos casos de Covid-19, de los cuales 11 graves, repartidos en unas veinte provincias. Supone una cifra en baja respecto a la del martes.

Varios confinamientos ya han sido decretados, en especial en la provincia de Jilin (al noreste del país), donde se ha registrado la mayor parte de los casos, y en la metrópolis tecnológica de Shenzhen, con 17.5 millones de habitantes.

Aunque estas cifras son muy bajas comparadas con varios países del extranjero, son altas para China, donde las autoridades adoptan una estrategia de “cero Covid” cuyo objetivo es limitar al máximo los nuevos casos.

Estos confinamientos localizados, estas cuarentenas y el intenso rastreo de los desplazamientos, han permitido proteger a la población. La última muerte por covid oficialmente registrada data de principios de 2021.

Hasta ahora, China enviaba a los pacientes que daban positivo a los hospitales. Pero el ministerio de Salud indicó el martes por la noche que los casos leves serán sometidos a simple cuarentena.

“Admitirlos en los hospitales (…) consumiría mucho de nuestros recursos médicos”, según el ministerio.

China quiere evitar hallarse en la misma situación que su región semiautónoma de Hong Kong, donde los hospitales están sumergidos por una explosion de casos.

Imágenes divulgadas el miércoles por la televisión pública CCTV mostraban a decenas de grúas ensamblando hospitales temporales en Jilin, donde se han registrado mas de 5 mil casos en una semana.

Un total de 6 mil habitaciones de hospitales prefabricados ya han sido instaladas en las ciudades de Changchun y Jilin, para hacer frente al temido flujo de pacientes.

En Shanghai, la ciudad mas poblada de China con 25 millones de habitantes, las autoridades sanitarias llevan a cabo masivos tests de detección.

La capital económica china ya cerró sus colegios y empieza esta semana a confinar durante 48 horas algunos complejos residenciales donde se han registrado casos

Este reciente rebrote epidémico en China, si dura, puede tener serias repercusiones en la economía y las cadenas mundiales de suministro.

El confinamiento de Shenzhen, gran metrópolis industrial y sede de numerosas empresas del sector de tecnologías, podría tener consecuencias sobre la producción.

Uno de los principales suministradores del gigante norteamericano Apple, la compañía taiwanesa Foxconn, indicó sin embargo este miércoles que había reanudado una parte de su producción en la ciudad.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.