MUNDO

“El estallido de una guerra nuclear deja de ser hipotético por las provocaciones agresivas de EE.UU.”: Kim Yo-jong

El lanzamiento de un misil balístico intercontinental de combustible sólido Hwasong-18 es un ejercicio “justo” que entra dentro del derecho a la autodefensa de Corea del Norte como respuesta a la política “hostil” de EE.UU., afirmó Kim Yo-jong, jefa del Departamento del Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea, citada por KCNA.

Kim Yo-jong, que es la hermana del líder del país, Kim Jong-un, expresó su “gran descontento” con las discusiones acerca de este lanzamiento que tuvieron lugar este jueves en el Consejo de Seguridad de la ONU. “No existe justificación alguna para difamar el lanzamiento del misil balístico intercontinental de nuevo tipo de la RPDC [República Democrática de Corea]”, señaló Kim.

Además, acusó a miembros del Consejo de Seguridad por mantener un “comportamiento injusto y parcial” e ignorar “la amenaza y el chantaje nuclear peligroso” de EE.UU. que, según Kim Yo-jong, puede convertir el noreste de Asia y el Asia-Pacífico en “el arsenal nuclear más grande del mundo”.

“Debido a las provocaciones agresivas de EE.UU., más allá de su preparación militar, la situación en la península de Corea ahora se dirige hacia el umbral del enfrentamiento nuclear, y el estallido de una guerra nuclear no es hipotético, sino que se convierte en una realidad miserable que países de la región del noreste de Asia tienen que afrontar en un futuro próximo”, aseveró Kim.

Subrayó también que la prueba fue “realizada de la manera más segura, teniendo plenamente en cuenta cualquier peligro potencial que pueda afectar la seguridad de países vecinos, y que no causó ningún daño a la seguridad internacional marítima ni aérea”. Según Kim, el objetivo del ensayo fue “defender la península de Corea y la región del Asia-Pacífico del desastre de una guerra nuclear”.

Asimismo, advirtió a EE.UU. que Pionyang seguirá construyendo el sistema de disuasión nuclear “más abrumador” hasta que Washington renuncie a su política de confrontación hacia Corea del Norte. “El precio que EE.UU. tiene que pagar por sus pasos contra la RPDC nunca será bajo, y no oculto el hecho de que cosas muy desafortunadas le esperan a EE.UU.”, concluyó Kim.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *