MUNDO

El Reloj de Juicio Final se queda a 100 segundos del ‘apocalipsis’

El espacio del Reloj del Juicio Final se mantiene a la distancia más cercana jamás alcanzada a la catástrofe, debido a las amenazas continuas y peligrosas que presentan las armas nucleares, el cambio climático, las tecnologías disruptivas y el covid-19 para la humanidad.

Este 20 de enero, en el 75.º aniversario de su creación, a este reloj de referencia solo le quedan 100 segundos para llegar a la medianoche, el punto simbólico de un desastre global. De este modo, el marcador permanece en 23:58:20, la misma hora que hace dos años.

La decisión del Boletín de Científicos Atómicos, organización estadounidense sin fines de lucro, “no sugiere, de ninguna manera, que la situación de seguridad internacional se haya estabilizado. Por el contrario, el reloj sigue siendo lo más cercano que ha estado nunca del ‘apocalipsis’ que pondría fin a la civilización porque el mundo sigue atrapado en un momento extremadamente peligroso”, reza el comunicado.

La organización señala que los factores desestabilizadores para la seguridad global, los sistemas de sanidad y el medioambiente están siendo exacerbados por “una ecósfera de información corrupta que socava la toma de decisiones racionales”.

El Boletín ofrece recomendaciones sobre los pasos a tomar para manejar las amenazas y mover el curso del reloj hacia atrás. Estos incluyen esfuerzos para limitar arsenales nucleares y reducir la dependencia de países de este tipo de armas; impulsar la descarbonización de economías y el desarrollo sostenible; mejorar el monitoreo de riesgos biológicos, impulsar la fabricación y distribución de productos médicos y aumentar las capacidades hospitalarias; reanudar la colaboración entre la OTAN y Rusia sobre la reducción de riesgos y evitar de escaladas de tensiones; el regreso de EE.UU. e Irán a la mesa de negociaciones y el acuerdo nuclear; desarrollar la cooperación entre gobiernos, medios, empresas tecnológicas y expertos en contrarrestar la desinformación en la Red.

“Los líderes de todo el mundo deben comprometerse inmediatamente a renovar la cooperación en las múltiples formas y plataformas disponibles para reducir el riesgo existencial. Los ciudadanos del mundo pueden y deben organizarse para exigir a sus líderes que lo hagan, y rápidamente. El umbral de la perdición no es un lugar para perder el tiempo”, acentuó el Boletín en una declaración.

El proyecto del Reloj del Juicio Final fue creado en 1947 por un grupo de físicos de la Universidad de Chicago (EE.UU.), que en la portada de su Boletín de Científicos Atómicos empezaron a publicar la imagen de un reloj que se convirtió en un indicador de la vulnerabilidad del mundo reflejando el grado de amenaza de la proliferación nuclear y el calentamiento global. Cuando apareció por primera vez, sus manecillas estaban a 7 minutos antes de la medianoche.

Ya en 1953, después de que EE.UU. y la Unión Soviética probaran sus artefactos termonucleares, el Reloj del Juicio Final marcó las 23:58, hora a la que volvió en 2018 y 2019. El año más tranquilo fue 1991, cuando las manecillas marcaron 17 minutos hasta el momento del cataclismo nuclear. La decisión de cómo mover las manecillas es tomada por la junta del Boletín de Científicos Atómicos junto con expertos invitados, entre lo que se incluyen varios premios Nobel.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.