EDOMEX

En pobreza 8.3 millones de mexiquenses

El Informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social 2022 de la Secretaría de Bienestar identifica a 8.3 millones de mexiquenses en situaciones precarias que representan a 49.09 por ciento de la población.

La cantidad de personas en pobreza extrema y moderada en el Estado de México representan el total de habitantes que tiene actualmente el estado de Jalisco o el número total de personas en condiciones paupérrimas de Guerrero, Michoacán, Oaxaca e Hidalgo, juntos.

El porcentaje de mexiquenses en situación de pobreza sólo es superado por Oaxaca, donde 62.19 por ciento de sus habitantes están en esa condición pobres, Puebla 62.83 por ciento, Guerrero con 66.74 por ciento y Chiapas, donde dos de cada tres personas no tiene ingresos ni servicios básicos y condiciones para salir adelante.

Sin embargo, como son entidades menos pobladas, en números absolutos la cifra es mucho menor a la que existe en territorio mexiquense, donde uno de cada dos habitantes está en la línea de insuficiencia.

Después de los 8.3 millones de habitantes pobres del Estado de México está Chiapas con 4.2 millones, Puebla con 4.1 millones, Guanajuato y Jalisco 2.6 millones cada uno, Oaxaca 2.5 y Guerrero 2.3 millones. En el resto de entidades la cifra es menor a 1 millón de habitantes.

Bajo estas condiciones la Secretaría de Bienestar identificó a 3 mil 119 zonas urbanas y 32 rurales como prioritarias para la atención este año, con base en el informe anual sobre pobreza y rezago social de este año, basado en los reportes del Consejo Nacional de Evaluación de Política de Desarrollo Social (Coneval).

En pobreza extrema tienen identificada a 8.2 por ciento de la población, 40.7 en pobreza moderada; 11.8 por ciento es vulnerable por los ingresos que reciben, 18.1 tienen carencia social , de manera que sólo 21.2 por cientos de los habitantes no son pobreza ni vulnerables, es decir estén en una buena condición económica.

Las carencias sociales en el territorio mexiquense son varias: 2.4 millones enfrentan rezago educativo, 5.8 millones no tienen acceso a los servicios de salud, 9 millones no cuentan con seguridad social y 4.1 millones no tienen acceso a una alimentación de calidad y nutritiva.

Al menos 1.2 millones no tienen la calidad y espacio mínimo en sus viviendas, 1.6 millones no tienen los servicios básicos al interior de éstas.

De quienes no tienen viviendas de calidad están los que aún viven en piso de tierra, sus techos o muros son de material endeble y viven en hacinamiento. Esto último ocurre en 147 mil 181 viviendas que representan 3.2 por ciento del total.

En cuanto a los servicios básicos 828 mil 400 no tienen acceso al agua potable, 722 mil 200 no están conectadas al drenaje, 3 mil 800 carecen de energía eléctrica y 502 mil 100 siguen usando leña o carbón para cocinar.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.