ESPECTÁCULOS

Escenario futurista para la gala de los Premios Goya del cine español

La entrega de los Premios Goya del cine español se celebrará este año en el Palau de les Arts (Palacio de las Artes), un icono arquitectónico de la ciudad de Valencia (este), cubierto por un gigantesco casco de hormigón blanco de aspecto futurista muy fotografiado y comentado en redes sociales. 

Desde su inauguración, en 2005 y amadrinada por la reina Sofía, la construcción se ha convertido en un referente de la ópera, disciplina para la que fue concebido, pero también de la formación musical, de conciertos y recitales de todo tipo de estilos, de estrenos internacionales y de galas, congresos y celebraciones. 

Diseñado por el arquitecto español Santiago Calatrava, este coliseo vanguardista y lenticular de 40.000 metros cuadrados ha sido elegido por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España para 36ª gala de los Goya, dentro de una semana.

Por la alfombra roja desfilarán los artistas cinematográficos españoles más conocidos e invitados internacionales como la actriz australiana Cate Blanchett, que recibirá el primer Goya Internacional. 

El Palau de les Arts dispone de cuatro auditorios -para ópera, música, ballet y teatro- y se ha convertido en uno de los referentes arquitectónicos, culturales, turísticos del Mediterráneo español, primero por su programación musical y, después, por ser escenario, plató y sede de numerosos acontecimientos sociales, políticos, empresariales, deportivos, publicitarios y cinematográficos.

Entre sus principales impulsores musicales figuraron desde el inicio grandes nombres como los directores Lorin Maazel, Zubin Mehta y el tenor Plácido Domingo, entre otros, que dirigieron o participaron no solo en producciones operísticas y recitales, sino que supervisaron su desarrollo lírico y orquestal.

Sin embargo, no ha estado exento de polémica. Su construcción, en el recinto de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, fue promovida por los gobiernos conservadores de la región y ciudad de Valencia, y tuvo repercusión periodística internacional. 

La oposición de izquierdas criticó los sobrecostes del proyecto (del 448 %, según denunció), los gastos elevados de mantenimiento y varias incidencias durante estos años como revestimientos cerámicos defectuosos, goteras o la avería de una plataforma escénica. 

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.