JUSTICIA

Fallan fiscalías en búsqueda de niños

En lo que va del actual sexenio están desaparecidos 5 mil 152 niñas, niños y adolescentes entre 0 a 18 años, de acuerdo al Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO).

En contraste con el total del sexenio pasado que se contabilizaron 6 mil 968 menores desaparecidos, el actual gobierno está a mil 816 casos de igualar la estadística.

Juan Martín Pérez García, coordinador de Tejiendo Redes Infancia, explicó que la desaparición de menores tiene varias posibilidades: la sustracción cuando ocurre con un familiar sanguíneo o cercano, casos que en su mayoría son desestimados por las autoridades; y otros que son arrebatados por el crimen organizado o robo.

Ante el actual panorama de desapariciones infantiles, el activista por la infancia responsabiliza el aumento de desapariciones de menores de edad a las fiscalías del país, por no priorizar la búsqueda de niñas, niños y adolescentes.

A esto, suma el crecimiento del poder y la presencia del crimen organizado, y en contraste se está debilitando el Estado y sus instituciones.

“Las fiscalías no buscan casi nunca a las niñas y niños, y eso ha permitido que el incremento de casos de desaparición esté en estos niveles”, lamentó.

El especialista en derechos de la infancia señaló que la desaparición de menores es considerada “un crimen continúo” debido a que al estar lejos de sus familias o del cuidado de una institución, los menores de edad son vulnerables a otros delitos como el abuso sexual, trata, pornografía infantil, tortura, feminicidio y explotación laboral.

Señala que los estados con mayores índices de desapariciones de menores son el Estado de México, Tamaulipas y Sinaloa.

Las estadísticas públicas de la Secretaría de Gobernación señalan que la desaparición de menores de 0 y 11 años es equitativa entre varones y mujeres, pero, a partir de los 12 años, las mujeres desaparecen más.

Pérez García explica que las adolescentes son principalmente llevadas con fines sexuales. En cuanto a los varones adolescentes, para explotación laboral o sicariato; y niños de 0 a 5 años para adopciones ilegales y trata sexual.

Las desapariciones del 2018 al 2022 también contemplan a menores de edad de otras nacionalidades, en su mayoría de Estados Unidos, Honduras, Guatemala, El Salvador y Nicaragua.

No es un secreto que el crimen organizado use a niños en rituales desde hace más de 30 años, advirtió Juan Martín Pérez García, también secretario ejecutivo de la Red Latinoamericana y Caribeña por la Defensa de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes (REDLAMYC).

Pérez García señala que la mutilación y asesinatos de menores de edad se convirtió en una manera de aterrorizar y aumentar las cuotas de extorsión y  forma parte de la cultura criminal en la cual utilizan cuerpos humanos para rituales.

“Se ha ubicado mutilación y asesinatos a bebés. Forma parte de una cultura de poder que no tienen límites. Cumplen una función de terror y poder”, lamentó.

La presidenta de la Comisión de Derechos de la Niñez y Adolescencia, en San Lázaro, Ana Lilia Herrera, advirtió que la niñez y la adolescencia en México viven en un estado de emergencia permanente entre el acecho del crimen organizado y autoridades que, lejos de asumir su responsabilidad, reparten culpas y recortan presupuestos.

Con base en estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la legisladora del PRI señaló que, de enero a diciembre de 2020 se registraron 24 mil 808 casos de víctimas de delitos entre cero y 17 años de edad.

“La situación que viven las niñas, niños y adolescentes en México es alarmante, no es menor decir que viven en un estado de emergencia permanente”, lamentó.

Ante los recientes casos de dos menores encontrados sin vida, uno dentro de un penal en Puebla y otro en el Morelos, la legisladora expresó que no se deben minimizar por parte de las autoridades y la misma sociedad no debe perder sensibilidad ante la situación de violencia que están padeciendo niñas, niños y adolescentes.

En tanto,  Paulina Aguado, diputada del PAN, integrante de la Comisión de Derechos de la Niñez y Adolescencia, advirtió que en caso de los menores que son sustraídos por familiares, la Secretaría de Relaciones Exteriores y la Asociación Mexicana de Padres de Familia Separados tiene registro que, en un mes, en promedio 21 menores son sacados ilegalmente de México; y en cuatro de cada 10 casos, uno de los padres no vuelve a saber nunca de su hijo.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.