MUNDO

Guinea-Bisáu vuelve a la normalidad tras el fallido golpe de Estado

Guinea-Bisáu volvió a la normalidad después del intento fallido de golpe de Estado ocurrido ayer tras un intenso tiroteo de hombres armados en torno al palacio presidencial, que ocasionó al menos seis muertos y varios heridos.

El transporte público reanudó el funcionamiento hoy en Bisáu, la capital, pero son muy pocos los vehículos con placas del Gobierno en circulación, según constató la Agencia de Noticias de Guinea-Bisáu (ANG). 

El presidente del país, Umaro Sissoco Embaló, que aseguró anoche que se volvía a la calma y que la situación se encontraba bajo control gubernamental, retomó hoy su agenda con una entrevista con el embajador de Francia en Bisáu, Terence Wills.

Pero el temor a que se repita una situación similar a la de ayer, no obstante, parece persistir entre los bisauguineanos que trabajan en las instituciones públicas, notándose hoy la ausencia de buena parte de ellos, informó la ANG.

El intenso tiroteo, con armas pesadas y fusiles de asalto AK-47, en torno al palacio presidencia tuvo lugar cuando se desarrollaba una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros en la que participaban el presidente de la República y el primer ministro, Nuno Gomes.

Al menos seis personas murieron, según fuentes militares citadas hoy por el periódico local “Jornal No Pintcha”.

Embaló indicó anoche que había habido “muchos muertos” en ambos bandos y heridos, sin determinar el número para no afectar a la investigación en curso. 

El tiroteo duró cinco horas y fue obra de “elementos aislados” que estarían involucrados en el narcotráfico, uno de los mayores problemas de Guinea-Bisáu, nación consolidada como uno de los principales puntos de tránsito de la cocaína que llega de América Latina a Europa.

“No sólo los militares están involucrados en esto. Toda esta situación se debe también a nuestra lucha contra el narcotráfico. Muchas personas implicadas en este acto están siendo investigadas por tráfico de drogas”, declaró Embaló, al señalar que el acto estuvo “muy bien preparado y organizado”.

Tanto la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) como la Unión Africana (UA) calificaron ayer el incidente de “intento de golpe de Estado” y exigieron a los soldados volver a los cuarteles.

También la ONU, Portugal (exmetrópoli de Guinea-Bisáu) y España condenaron la intentona y solicitaron que se respetara el orden constitucional en el país africano. 

En una publicación en la cuenta de la red social Facebook de la Presidencia de Angola, el presidente, João Lourenço, condenó hoy el intento de toma del poder por la fuerza y saludó la “respuesta firme de las autoridades guineanas que condujeron al restablecimiento del orden”.

La asonada en Bisáu acaeció después de cuatro golpes de Estado en la región de África occidental desde agosto de 2020, el último de ellos cometido en Burkina Faso el pasado 24 de enero.

A mediados de octubre de 2021, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Guinea-Bisáu, general Biague Na N’Tan, denunció un intento de golpe de Estado supuestamente urdido por mandos militares que querían movilizar para ese fin a jóvenes soldados a cambio de dinero.

También en octubre de 2019, el entonces primer ministro de Guinea-Bisáu, Aristides Gomes, denunció un supuesto intento golpista con el fin de evitar la celebración de elecciones presidenciales, que tuvieron lugar el 24 de noviembre de ese año.

De aquellos comicios salió ganador Umaro Sissoco Embaló, general de brigada hasta la década de 1990.

Embaló contaba con el apoyo del Ejército, que, después de su investidura, ocupó la televisión y radio públicas tras impedir el antiguo Gobierno informar sobre su toma de posesión.

Guinea-Bisáu ocupa el puesto 175 de 189 en el Índice de Desarrollo Humano de la ONU, y dos tercios de su población, de 1,8 millones de habitantes, vive con menos de dos dólares al día.

Desde su independencia de Portugal (declarada en 1973 y reconocida en 1974), Guinea-Bisáu ha sufrido numerosos levantamientos militares, entre ellos cuatro golpes de Estado exitosos, lo que ha complicado su desarrollo político y económico. 

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.