CULTURA

Hablan sobre el papel de la obsidiana en la tradición Teotihuacana

La Secretaría de Cultura y Turismo es sede de encuentros históricos y culturales que reconocen la importancia de cada pueblo mexiquense y mexicano, es por eso que abrió sus puertas, a través del Museo Hacienda la Pila, a la ponencia “La obsidiana en la tradición artesanal teotihuacana”, a cargo de Roberto Gerardo Campos.

Desde 1990, el ponente ha trabajado en el diseño y construcción de herramientas para la actividad artesanal especialmente en la lapidaria. Actualmente es miembro de la mesa directiva de la Red Indígena de Turismo de México, así como de las organizaciones Red Tláloc y Tumin, que promueven la economía solidaria, por medio de actividades como el trabajo artesanal.

En esta ocasión compartió sus conocimientos acerca de la obsidiana, vidrio natural de origen volcánico que se formó bajo ciertas condiciones; su composición principal es el óxido silícico, suele ser de color negro, pero también existen diferentes variedades con tonos marrones, rojos, dorados o grises, debidos a la presencia de inclusiones de óxidos de hierro, de burbujas de gas o de esferulitas claras.

También es conocida por su fuerza y por sus propiedades curativas, simbólicamente representa el “espejo”, que refleja la totalidad del ser, con su sombra y con su luz, por lo que tiene un alto valor económico para la población de la zona arqueológica y sus alrededores, ya que, con ella, crean piezas de gran variedad, figuras de inspiración prehispánica, animales, formas geométricas, incluso, objetos curativos o de relajación.

“En México contamos con un gran yacimiento de obsidiana, siendo los más importantes los yacimientos del volcán de Tequila, Jalisco, con la mayor cantidad de obsidianas, que actualmente trabajamos en Teotihuacán, y en estos yacimientos se encuentra de color, negra, marrón, gris, plateada y otras variedades raras, pero muy hermosas”, refirió Gerardo Campos.

Con apoyo de un video y para hacer esta actividad interactiva, explicó que la civilización teotihuacana dejó vestigios artísticos claramente definitorios de la forma de representación que tenían de plasmar la estética en diferentes piezas utilitarias, esculturas, artesanías y pintura mural, además de contar con una gran riqueza gastronómica que hace de Teotihuacán un lugar mágico.

Para conocer más sobre las actividades que ofrece el Museo Hacienda la Pila, se recomienda visitar sus instalaciones, al interior del Centro Cultural Mexiquense, en Jesús Reyes Heroles #302, Delegación San Buenaventura, Toluca, Estado de México.

El horario de visita es de martes a sábado de 10:00 a 18:00 horas y domingo de 10:00 a 15:00 horas. La entrada es gratuita.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *