MUNDO

La Tierra se está partiendo en dos en el fondo del Océano Pacífico

Un estudio reciente realizado por geólogos de la Universidad de Toronto ha revelado un descubrimiento sorprendente: la existencia de extensas fallas submarinas dentro de la placa oceánica del Pacífico. Este descubrimiento desafía las concepciones convencionales sobre las placas tectónicas y arroja nueva evidencia sobre la estructura interna de nuestro planeta.

Durante mucho tiempo, se creía que las placas oceánicas se desplazaban de manera uniforme sobre el manto terrestre. Sin embargo, este estudio ha descubierto que la placa tectónica del Pacífico está marcada por deformaciones geológicas similares a las de las placas continentales.

Las fallas submarinas recién descubiertas, que tienen miles de metros de profundidad y cientos de kilómetros de largo, son el resultado de enormes fuerzas dentro de la placa que la empujan hacia el oeste.

Las fallas submarinas se encuentran dentro de mesetas suboceánicas, formadas hace millones de años cuando la roca fundida del manto terrestre emergió hacia el fondo del océano. Estas fallas suelen estar alineadas con las trincheras submarinas y son el resultado de la interacción entre las placas tectónicas y las capas internas de la Tierra.

Este hallazgo tiene implicaciones significativas para nuestra comprensión de la tectónica de placas y el funcionamiento interno de la Tierra. Al refinar la teoría de las placas tectónicas, los investigadores pueden mejorar las predicciones sobre la actividad sísmica y el vulcanismo asociados con las placas oceánicas.

Además, sugiere que las mesetas sub oceánicas, a pesar de su mayor grosor, son más propensas a rasgarse, lo que podría influir en la distribución y la intensidad de los terremotos y erupciones volcánicas en regiones cercanas.

Las placas tectónicas son fragmentos de la litosfera terrestre, la capa más externa de la Tierra, que se encuentran en constante movimiento sobre el manto terrestre. Son como piezas de un rompecabezas gigante, pero en lugar de estar quietas, se deslizan una sobre otra a lo largo de millones de años. Su interacción ha dado forma al mundo tal como lo conocemos.

Placas Oceánicas: Compuestas por corteza oceánica, estas placas, más delgadas y densas que las continentales, forman el fondo de los océanos, dominando vastas extensiones submarinas.

Placas Continentales: Hechas de corteza continental, estas placas, más gruesas y menos densas, componen los continentes y algunas plataformas continentales, modelando la superficie emergida de nuestro planeta.

El número de placas tectónicas consideradas principales asciende a 14, abarcando desde las masivas hasta las más pequeñas y menos prominentes. Algunas de las más destacadas son:

Placa Africana

Placa Antártica

Placa Euroasiática

Placa Indoaustraliana

Placa Norteamericana

Placa del Pacífico

Placa Sudamericana

Aunque estas son las más reconocidas, existen numerosas placas menores. Incluso, algunos modelos geológicos más recientes segmentan la litosfera en más de 50 placas distintas. La determinación exacta del número de placas depende del modelo adoptado y de los criterios utilizados para definir su importancia relativa.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *