ESPECTÁCULOS

Maestros del cine y grandes estrellas en el regreso de Cannes

El Festival de Cannes, la gran cita internacional del cine, retoma sus fechas primaverales y del 17 al 28 de mayo se convertirá en escaparate de lanzamiento de los nuevos trabajos de maestros como David Cronenberg o George Miller y pasarela de estrellas como Tom Cruise, Anne Hathaway, Tilda Swinton o Idris Elba.

Tras un 2020 sin certamen presencial y un 2021 en el que se movió a julio debido a la pandemia, esta 75 edición del festival de Cannes promete ser la de la plena normalidad, con 21 títulos en la sección oficial y Vincent Lindon como presidente del jurado.

No obstante la sombra de la guerra en Ucrania se proyectará sobre el certamen, que ha vetado a las delegaciones oficiales rusas, aunque acoge en sección oficial al disidente Kirill Serebrennikov y programará trabajos de los ucranianos Maksim Nakonechnyi y Sergei Loznitsa y el documental póstumo sobre Ucrania del cineasta lituano Mantas Kvedaravicius.

Firme en su decisión de no dar cabida a producciones de plataformas que no garanticen el estreno en salas de cine francesas, el certamen presidido por Thierry Frémaux se esfuerza por mantener el cetro de los grandes festivales europeos a base de grandes autores y a pesar a la competencia creciente de Venecia en los últimos años.

La apertura, fuera de competición, será para Michel Hazanavicius con su comedia de zombis “Coupez!”, protagonizada por Romain Duris y Bérénice Béjo, con quien el director ya trabajó en la oscarizada “The artist”.

Uno de los platos fuertes de la sección oficial será “Crimes of the future”, un filme de terror futurista que supone el regreso a la dirección de David Cronenberg después de ocho años y en el que cuenta con su actor fetiche, Viggo Mortensen, junto a Kristen Stewart y Léa Seydoux.

El canadiense se enfrentará a otros cuatro veteranos que ya tienen una Palma de Oro. El japonés Hirokazu Kore-eda entra en liza con “Broker”, un drama sobre bebés abandonados; el rumano Cristian Mungiu con “RMN”, que aborda los efectos de las políticas europeas en Transilvania a través de la historia de un inmigrante que vuelve a casa.

Los hermanos Dardenne, niños bonitos del festival, presentan “Tori y Lokita”, un relato sobre la amistad entre un joven y una adolescente llegados de África a Bélgica; y el sueco Ruben Östlund, “Triangle of sadness”, una nueva sátira de las altas esferas, esta vez centrada en el mundo de la moda y con Woody Harrelson en el reparto.

Junto a ellos directoras consagradas como Claire Denis, con el thriller romántico “Stars at noon” y Kelly Reichardt, que vuelve a contar con la actriz Michelle Williams en “Showing up” o la joven Leonor Serraille, con su segunda película, “Un petit frère”. 

Arnaud Desplechin de la mano de Marion Cotillard (“Brother and sister”), James Gray junto a Anne Hathaway y Anthony Hopkins (“Armagedon Time”), Park Chan Wook (“Decision to leave”), Albert Serra (“Tourment sur les îles”) o Lukhas Dont (“Close”) también entran en la carrera por la Palma de Oro.

Pero muchas de las películas que más llamarán la atención, por el reguero de estrellas que llevarán consigo, se verán fuera de competición.

Tom Cruise recibirá un homenaje especial por el conjunto de su carrera el 18 de mayo, coincidiendo con el lanzamiento mundial de “Top Gun: Maverick”, secuela del mítico filme de 1986 dirigida por Joseph Kosinski.

George Miller ha reclutado a Tilda Swinton e Idris Elba para “Three thousand years of longing”, un filme que promete fantasía, aventuras y romance con un genio que concede deseos. 

Y Baz Luhrmann presentará su ‘biopic’ “Elvis”, que explora la vida y música de Elvis Presley (Austin Butler), a través de la complicada relación con su manager, Tom Parker (Tom Hanks). 

Más notas musicales pondrán Brett Morgen con su documental sobre David Bowie (“Moonage daydream”) y Ethan Coen con otro sobre Jerry Lee Lewis (“Jerry Lee Lewis. Trouble in mind”).

Además, Cannes se abre a las series acogiendo los preestrenos de “Irma Vep”, dirigida por Oliver Assayas y protagonizada por Alicia Vikander para HBO y “Esterno notte”, de Marco Bellocchio, sobre las Brigadas Rojas y el asesinato de Aldo Moro.

En plena guerra entre Rusia y Ucrania el festival de Cannes decidió en marzo vetar las delegaciones oficiales rusas pero sí ha entrado en competición oficial el disidente Kirill Serebrennikov (“Tchaikovsky’s Wife”), quien logró recientemente salir del país tras cumplir arresto domiciliario.

Cannes mostrará por primera vez el documental póstumo sobre Ucrania del cineasta lituano Mantas Kvedaravicius, abatido por soldados rusos en Mariúpol el pasado 2 de abril, editado por su prometida, Hanna Bilobrova, que le acompañaba en ese viaje.

Además, el realizador ucraniano Maksim Nakonechnyi competirá en la sección Un certain regard, la segunda en importancia, con su ópera prima, “Bachenka Metelyka” (“Butterfly Vision”), un filme que evoca la cuestión del Donbás.

Y fuera de competición, el documentalista más importante de la historia reciente de Ucrania, Sergei Loznitsa, presentará “The Natural History of Destruction”, la continuación de “Babi Yar. Context”. 

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.