NACIONAL

Mariana Rodríguez y Samuel García incumplieron la ley

La Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, corrigió al gobernador de Nuevo León, Samuel García, y su esposa, Mariana Rodríguez sobre la adopción temporal de un bebé del DIF Capullos.

La Procuraduría Federal indicó que en días recientes diversos medios, servidores públicos y particulares difundieron información y datos personales de un niño involucrado en una supuesta “adopción temporal”, figura que no existe en el sistema jurídico mexicano.

García y Rodríguez “adoptaron” a un bebé un fin de semana, y Procuraduría de Protección y el Director del Centro de Atención Integral al Menor y la Familia, ambos del estado de Nuevo León, otorgaron el permiso para que el niño quedara bajo resguardo del matrimonio durante un fin de semana, como “medida especial”.

La Procuraduría Federal realizó una serie de acotaciones con el propósito de generar medidas para evitar que hechos similares sucedan en el futuro, sobre todo para que las autoridades, en el ámbito de sus respectivas competencias, estén obligadas a proteger los derechos humanos, así como a reparar las violaciones que se comentan contra de los menores.

La dependencia federal solicitó a las procuradurías estatales una serie de medidas para evitar la repetición de actos violatorios de derechos humanos y contribuir a la prevención de dichas violaciones, así como adoptar medidas para hacer efectivo el ejercicio de los derechos humanos.

Procuraduría Federal pidió instruir al personal correspondiente para que identifiquen actos que impliquen injerencias arbitrarias a la identidad y protección de datos personales de niñas, niños y adolescentes, o se atente contra su imagen, honra o reputación, se emprendan las acciones administrativas y jurisdiccionales conducentes para proteger sus derechos.

Se realice una revisión de los reglamentos interiores de los Centros de Asistencia Social públicos, privados o de asociaciones que existen en cada entidad federativa, con la finalidad de que se prohíba que las personas que ingresen a los mismos tomen fotografías, videos o imágenes de las niñas, niños y adolescentes que se encuentran bajo acogimiento residencial.

En los casos en que no se cuente con el consentimiento de niñas, niños y adolescentes, así como de quienes ejerzan su patria potestad o tutela, Procuraduría Federal señaló que deberá difuminarse, ocultarse o hacerse irreconocible la imagen, la voz o cualquier otro dato que haga identificable a los niños, niñas o adolescentes.

Girar oficios a efecto de que den cumplimiento al marco normativo en materia de protección del derecho a la intimidad y protección de datos personales de niñas, niños y adolescentes.

Procuraduría Federal pidió solicitar oficialmente a los medios a efecto de que den cumplimiento al marco normativo en materia de protección del derecho a la intimidad y protección de datos personales.

Asegurar que los procesos de adopción, acogimiento familiar y cualquier otro medio de cuidado alternativo vigente en cada entidad federativa se realicen con sujeción al principio de legalidad y en apego a las disposiciones legales internacionales y nacionales, protocolos, lineamientos y programas aplicables.

Para el cumplimiento de las medidas solicitadas, la Procuraduría Federal estableció un término de 20 días hábiles para que las 32 Procuradurías de Protección estatales informen de manera pormenorizada sobre las acciones que emprendan.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.