CULTURA

‘Me gusta ver la música como una extensión del alma’: Juan José Carreón

Para el clarinetista veracruzano, Juan José Carreón Ruiz, ser músico es algo comparado con un atleta de alto rendimiento; destaca la versatilidad y el sonido noble de su clarinete, mientras que cree fielmente que hacer música resulta una forma muy efectiva de ser resilientes en la vida ante toda adversidad.

Nacido en la ciudad de Jalapa, Veracruz, Juan José fue seducido por la música al iniciar su adolescencia en una marching band. Ingresaría al Instituto Superior de Música y luego llegaría el momento de meterse de lleno al estudiar la licenciatura en Música especialidad Clarinete, en la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana.

Actualmente es uno de los clarinetistas de la Camerata de Coahuila, orquesta que lo recibió con los brazos abiertos desde hace tres años, tiempo en el que se ha desenvuelto de manera positiva con participaciones como solista.

“El clarinete es un instrumento que lo comparan mucho con la voz humana, un instrumento que tiene un sonido muy puro, muy noble. Me gusta ver la música como una extensión del alma, del sentir humano y su lado sensible. La música no miente, los sentimientos se expresan tocando música, más aún cuando no se pueden sacar de otra forma”, expresó.

Aún recuerda cuando en su infancia lo atrapó el sonido clarinete salido de las muestras musicales de aquella enciclopedia multimedia “Encarta”, que tenía como referencia de clarinete la ‘Cuarta variación del Cuarto Movimiento del Quinteto para clarinete y cuarteto de cuerdas’ de Amadeus Mozart, sin imaginar que años después lo tocaría en la Camerata de Coahuila a inicios del 2021.

“Me tocó ser solista junto con cuatro compañeros de la orquesta y tocamos esa pieza. Me acordé mucho de esa parte porque ese pasaje influyó mucho a que me dedicara a la música. De ahí me metí a una banda, mi mamá me compró un instrumento y empecé a estudiar”.

La memoria muscular, el manejo correcto de la respiración y apertura del diafragma al tocar un clarinete, resulta básico en el trabajo de Juan José Carreón. “En la música se requiere mucho trabajo previo, un trabajo físico y mental. El cuerpo es un 50 por ciento y la mente la otra mitad para hacer la música a su 100 por ciento”.

“Para mí, el clarinete ha sido una bendición en mi vida, me ha dado la oportunidad de conocer el mundo, sobre todo a gente especial y a muy buenos músicos. He podido tocar música que me ha hecho llorar, reír, hasta mariposas en el estómago; me ha hecho ser humano, me hizo recordar la maravillosa vida que tengo”.

Cuando la vida le ha puesto retos importantes en su carrera, cuando ha estado a punto de estallar o inclusive, cuando el destino se lleva a un ser amado, la música ha estado para levantarlo y demostrarle que esta vida tiene esos tintes agridulces, pero al final siempre dejará un buen sabor de boca.

“La música ha sido un gran resiliente en mi vida. Hace unos meses falleció mi compañera de vida. Estar en los conciertos es lo que me ha hecho verla, sentir su compañía y sentir que está conmigo, sentir su paz, que todo está bien y que me ama como yo la amé”, expresó.

Entre sus pasiones están los videojuegos, principalmente en aquellos clásicos de Nintendo desde que tenía seis años de edad se volvieron su afición, en tanto, desde hace más de diez años se ha especializado en el juego “Super Smash Bros”, en el cual ha tenido la oportunidad de competir a nivel local y nacional.

La docencia también ha representado una manera de seguir aprendiendo en su desarrollo profesional, por lo que Juan José Carreón se ha enfocado a transmitir sus conocimientos de la manera en que le gustó que se los transmitieran durante sus estudios, principalmente a los niños.

“La mejor forma de aprender es enseñando. Hay muchas formas de llamar la atención de un niño, la que me funciona mucho es enseñar como si se tratara de un juego. Para mí la música es diversión, es disfrutar el momento”, añadió el veracruzano.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.