DEPORTES

Ogier le gana la partida a Loeb

Sebastien Ogier se lleva la batalla del sábado y enfila su décima victoria en Montecarlo, tras neutralizar la ventaja conseguida por Loeb en la jornada anterior y marcharse camino de la asistencia con 21 segundos de diferencia para afrontar los últimos cuatro tramos del rally con una buena ventaja. 

La tarde comenzó con la confirmación del abandono de Ott Tanak tras su accidente y el reenganche de Elfyn Evans al que pudieron ayudar a volver a la carretera y que perdía 20 minutos en la clasificación general.

Tras lo vivido en el bucle de la mañana, todos los Toyota escogían 4 neumáticos blandos y dos de nieve, mientras que Loeb elegía dos neumáticos claveteados. Neuville seguía fiel a la elección de esta mañana y era el único piloto de Rally 1 que no montaba en su coche ningún neumático invernal, eligiendo tres blandos y dos superblandos. 

Neuville estuvo a punto de no poder demostrar si estaba o no en lo cierto, ya que cuando llevaba recorrida la mitad de la primera especial, tuvo un problema con el amortiguador delantero derecho de su i20 que a punto estuvo de no permitirle seguir adelante en el rally. La pericia del Belga con las herramientas le permitió reparar el coche y continuar adelante.

En la parte delantera, con Evans fuera de la ecuación, Kalle Rovanpera conseguía el primer scratch del rally, por delante de los dos pilotos que se estaban jugando la victoria, su compañero Ogier y el piloto de Ford, Sebastien Loeb.

El alsaciano se llevó el gato al agua en esta ocasión, pero con una diferencia de sólo cuatro décimas y las espadas en todo alto para la presumiblemente decisiva segunda parada por Sisteron.

“He disfrutado verdaderamente de este tramo, han pasado algunas cosas en el coche pero me he divertido” aseguraba Ogier, mientras que un tranquilo Loeb zanjaba con un “no he podido hacer más”.

En el tramo más difícil del día, tanto Loeb como Ogier decidieron dejar los neumáticos de invierno en el maletero y utilizar los slicks. En los cinco kilómetros de nieve ambos iban a sufrir mucho, pero en el asfalto seco tratarían de recuperar. 

La táctica no fue tampoco una jugada maestra, porque Ogier perdió 5 segundos con Rovanpera, mientras que Loeb se despedía prácticamente de la victoria cediendo 16 segundos con Ogier.

La victoria parcial fue de nuevo para Kalle Rovanpera, que decidió quedarse con la idea original y poner los neumáticos de invierno.

La clasificación general del rally nos deja a Ogier liderando con veintiún segundos de ventaja sobre Loeb, con Breen tercero a un minuto y veintiséis segundos del líder. Rovanpera adelanta a Neuville en la cuarta plaza y está a 37 segundos del podio.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.