EDOMEX

Pico máximo de ola ómicron se prevé para inicios de febrero

Debido al incremento en el número de contagios por COVID, Francisco Javier Fernández Clamont, Secretario de Salud del Estado de México detalló que la reconversión hospitalaria está al 40 por ciento, se estima que podría alcanzar el 70 por ciento para el 5 de febrero, fecha estimada como el pico máximo. 

El titular de la dependencia, señaló que de acuerdo con la Infección Respiratoria Aguda Grave (IRAG), el Estado de México registra un 43 por ciento de ocupación hospitalaria en camas generales con una disponibilidad del 57 por ciento, mientras que en camas con ventilador la ocupación es del 20 por ciento con 80 por ciento de disponibilidad. 

Precisó que, la reconversión hospitalaria se da paulatinamente, ejemplificó que si en un hospital tienen 100 camas para pacientes COVID pero nada más ha abierto 25 camas y tiene 20 pacientes, esto significa que tiene una ocupación del 80 por ciento, otro ejemplo fue que si en un nosocomio tienen abiertas 20 camas y tienen 20 pacientes, esto representa una ocupación hospitalaria del 100 por ciento, sin embargo, esto no significa que estén al cien por ciento de su capacidad, sino que es la capacidad del momento. 

Explicó que cuando el Estado de México entró a Semáforo Epidemiológico Verde, la reconversión hospitalaria quedó de la siguiente manera: del cien por ciento de camas para pacientes COVID en un hospital se tenía que dejar el 30 por ciento para dicha área.  

Cuando retornó a color Amarillo se tenían que dejar entre el 40 y el 50 por ciento de camas al área COVID, mientras que para el Semáforo Naranja se deja hasta el 70 por ciento de las camas destinadas a dichos pacientes y en Semáforo Rojo se destina el 80 por ciento del total de camas, es decir, que actualmente las camas abren de manera paulatina, todo depende de la demanda del servicio. 

El funcionario estatal, precisó que del 1 al 27 de enero, la ocupación hospitalaria de pacientes COVID en el Estado de México ha aumentado al doble, esto se debe a que predomina la variante Delta y le sigue Ómicron, esto de acuerdo al Consorcio Mexicano de Vigilancia Genómica (CoViGen-Mex). 

Alto riesgo de contagio 

Detalló que la característica de Ómicron es que su riesgo de transmisión es de seis, lo que significa que, por cada persona contagiada con esta variante, se pueden contagiar seis personas más, además, el periodo de contagio es de tres a cinco días, de ahí, el incremento en el número de casos que hasta el 26 de enero fue de 20 mil 900 casos activos en el Estado de México. 

Señaló que, con el promedio de hospitalizaciones diarias, con los días de estancia hospitalaria, con la mortalidad, con los pacientes que requieren camas generales o con ventilador, el ascenso fue el 10 de enero, que al 27 de enero suman 17, por lo que estiman que el pico máximo de hospitalización sea el 4 o 5 de febrero y un descenso el 20 de febrero, por lo que calculan que la curva de contagios durará 41 días. 

Esto significa, que de acuerdo con el número de contagios en otros países el aumento de casos fue de 39 días desde el inicio de la curva hasta el término, lo que significa que aún faltan 23 días para superar esta etapa en el Estado de México. 

Confirmó que ninguna variante ha sido leve, pero la vacunación ha fungido un papel primordial, pues recordó que, si Ómicron hubiera aparecido hace un año, indudablemente el sistema de salud se hubiera colapsado, sin embargo, aun así, han notado contagios en personas con cuadros completos de inmunización. 

Permaneceremos en amarillo 

Con este panorama, precisó que faltan unas semanas para que el Estado de México regrese a Semáforo Verde, de ahí la importancia de las medidas de prevención y cuidado. 

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.