MUNDO

Rusia bombardea el crucial puerto ucraniano de Odesa

Rusia dijo haber bombardeado instalaciones en el puerto de Odesa donde se preparaban “actos terroristas” contra el país y se fabricaban drones acuáticos, como los dos utilizados por Ucrania la víspera en el ataque contra el puente de Crimea.

“Esta noche las Fuerzas Armadas rusas lanzaron un ataque grupal de represalia con armas de alta precisión lanzadas desde el mar contra instalaciones en las que se preparaban con lanchas no tripuladas actos terroristas contra Rusia, así como contra un sitio en un astillero cerca de la ciudad de Odesa donde se fabricaban” los drones marítimos, señaló el Ministerio de Defensa.

El portavoz castrense, teniente general Ígor Konashénkov, indicó que además, tanto en Odesa como en Mikoláyiv se destruyeron esta noche en el bombardeo ruso almacenes en los que Ucrania guardaba aproximadamente 70.000 toneladas de combustible y que es utilizado por las Fuerzas Armadas ucranianas.

“Se alcanzan todos los objetivos previstos. Se registraron incendios y detonaciones en los objetos destruidos”, añadió.

El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó la víspera que Moscú “responderá sin falta al ataque terrorista” de Ucrania contra el puente de Kerch, que une la anexionada península de Crimea con la Rusia continental, y adelantó que el Ministerio de Defensa ya preparaba las propuestas correspondientes para la represalia.

En el ataque murió un matrimonio de la región rusa de Bélgorod y su hija menor resultó herida.

La explosión causada por dos drones marítimos dejó inutilizable uno de los tramos automovilísticos del puente, mientras que en otro el asfalto se desplazó entre 70 y 80 centímetros, pero puede ser utilizado por los conductores desde esta medianoche tras efectuar Rusia los estudios estructurales pertinentes.

Ucrania ha interpretado el ataque nocturno contra Odesa como una advertencia a Kiev tras suspender Rusia la víspera el acuerdo de exportación de grano a través del mar Negro, incluido desde el puerto de esta ciudad sureña.

“El ataque nocturno de los rusos a Odesa y Mikoláyiv con el uso de misiles y mártires es una prueba más de que el país terrorista quiere poner en peligro la vida de 400 millones de personas en varios países que dependen de las exportaciones de alimentos de Ucrania”, escribió hoy el jefe de Gabinete de la Oficina de la Presidencia ucraniana, Andrí Yermak, en su canal de Telegram.

Rusia canceló todas las garantías de navegación marítima y restauró las restricciones al corredor humanitario, así como el régimen de una zona temporalmente peligrosa en las aguas del noroeste del mar Negro, además de suspender su participación en el centro conjunto en Estambul que coordinaba la llamada Iniciativa del Mar Negro para la exportación de grano ucraniano.

Ello quiere decir que vuelve el riesgo de bombardeos y minas al mar Negro y dificulta de sobremanera la idea del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, de activar un acuerdo similar con ayuda de la ONU y Turquía para continuar las exportaciones, incluido por los seguros de los barcos.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *