CAMBIANDO DE TEMA

Ya hay dirigente del PRI en Edomex

Por Karina A. Rocha Priego

Sin lugar a duda que la renuncia de Alejandra del Moral a la dirigencia estatal del Revolucionario Institucional tomó por sorpresa a los priistas mexiquenses, y lo primero que se vino a la mente de los más fuertes priistas del Estado fue que aquel que sustituya en el cargo a Del Moral debe ser alguien que llegue con la firme convicción de fortalecer a ese partido para enfrentar dignamente el proceso electoral del 2023 cuando se renueve la gubernatura del Estado de México.

Sin embargo, como vaticinio o, mejor dicho “como dedazo” -costumbre que no deja atrás el Revolucionario Institucional-, el día de ayer tan solo se registraron para la Dirigencia Estatal del PRI, Erick Sevilla y María Montserrat Sobreyra Santos, jovencita de buen curriculum, pero se requiere experiencia para levantar a un partido como el PRI con todo lo que trae en contra.

De Erick Sevilla, el día de ayer comentábamos de la “seguridad” de su registro y bueno, ya hoy la seguridad de que será el dirigente estatal del PRI, a favor de quien, dicen, metió las manos Elías Rescala Jiménez, diputado local y amigo cercano del Gobernador Alfredo Del Mazo.

Si es dedazo, que pena por ese instituto político y no porque Sevilla Montes de Oca, no sea “ideal” sino porque siguen siendo latentes las viejas prácticas que han llevado al PRI a derrota tras derrota, y hoy los priistas exigen a alguien ágil y capaz de restructurar al partido, desde el comité hasta los seccionales, porque resulta que en el Comité Directivo Estatal dejaron de funcionar diversas áreas.

Incluso, hoy las oficinas operan con el mínimo de personal; no hay actividad alguna en la Secretaría del Deporte, ni en la de Cultura y mientras tanto, el Secretario de Organización será presidente en tanto no haya luz verde para el que se hayan registrado que, como ya lo comentamos, solo fue Erick Sevilla.

Si algo caracterizaba al PRI eran sus cuadros, sus organizaciones, sus seccionales y resulta que éstos están en el abandono. Quien llegue, tendrá que ser experto en ello; alguien que haya trabajado en ello y haya llevado al PRI al triunfo, no a la derrota que sigue a los priistas desde hace varios años.

El conservar el poder en el Gobierno del Estado, no es garantía de triunfo si no se conserva por lo que debieran hacer uso de gente bien preparada para ello. No entendemos por que no pensar en gentes como César Camacho, Arturo Montiel, y el mismo Emilio Chuayffet, el chiste es “conservar el poder” no cederlo tan solo por “salvar el pellejo” de unos cuantos, aunque, honestamente, si ya se pactó “perder el Estado de México”, pues dejen a “rin tin tin” en la dirigencia y no se desperdician recursos económicos.

No puede seguir siendo un Partido de “cuates”, deben profesionalizarlo, pero todo parece indicar que nada cambiará ni aún con el cambio de dirigencia.

Le apuestan al ex Secretario de Desarrollo Social, toda vez que ésa es considerada una de las secretarias con más recursos y más acercamiento con la población, luego de que es la responsable del Salario Rosa y la Canasta Edomex, a través de los cuales atienden a más de 700 mil beneficiarios. ¿Será ello suficiente?

Imposible, pues hay que considerar también la falta de obra por parte del Gobierno del Estado, ante la falta inminente de recursos económicos ello lo ve la población de otra forma, no lo ven como un asunto de “carencia económica” lo ven como un asunto de “indiferencia política”.

Se viene una dura batalla para la nueva dirigencia del PRI, esperando que sea una verdadera dirigencia, que se pongan a trabajar, que le den espacio a los jóvenes que están dispuestos a luchar por el Revolucionario Institucional y, sobre todo, que haya apertura, incluso, a la posibilidad de una alianza para el 2023.

¿Sabrá Erick Sevilla que existe esa posibilidad? ¿Está preparado para ello? Si tuviera que ceder espacios ¿lo hará? La madurez política de un verdadero dirigente debe permitirle tomar en cuenta todas esas posibilidades, reconocer que antes de “ganar” hay que conservar lo que se tiene y cuidarlo, por lo que hay que estar atentos a todas las circunstancias posibles que se avecinen para el proceso electoral del 2023.

Por lo pronto, hoy, dicen, rinde protesta Erick Sevilla Montes de Oca como nuevo dirigente estatal del PRI ante la ausencia de otras fórmulas para suceder en el cargo a Alejandra del Moral Vela y ante el “presagio” de que éste sería el “indicado” -comentan, metió las manos Elías Rescala- no hay más que hacer que darle el espacio a quien se compromete a llevar al triunfo al tricolor en el 2023. A ver qué pasa…

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.