NACIONAL

‘Abucheos y huevazos le hacen el juego a la derecha’: Mario Delgado

El líder nacional del Morena, Mario Delgado, consideró que las manifestaciones de inconformes, que incluso ha llevado a agresiones a huevazos en su contra por la selección de los abanderados para las elecciones de este año, “le hacen el juego a la derecha”, además de que se “vuelven comparsas” de la oposición.

señaló que en Morena el problema no es el mecanismo de encuestas, sino que haya quienes vean al partido como un mercado en el que se regalan candidaturas.

Después de que en Durango y Aguascalientes el dirigente nacional fue abucheado y despedido a huevazos ante las inconformidades por la postulación de los candidatos a gobernadores, y la víspera de la Convención Nacional Morenista que se organiza para reflexionar sobre la vulnerabilidad de la institucionalidad en Morena, Delgado aseguró que llamó a la militancia a evitar hacerle el juego a la oposición.

Le hacen el juego a la derecha. Es época de definiciones. O están con el movimiento o se vuelven comparsas de la derecha.

Bienvenida la crítica constructiva, pero la que en realidad está movida por un interés personal inconfesable, creo que no se deberían engañar.

Morena es un movimiento plural y la pluralidad, lejos de ser una debilidad, es nuestra fortaleza. Yo confío en la inteligencia de los militantes y simpatizantes de no hacerle juego a la derecha, que no tiene oportunidad. Los conservadores están moralmente derrotados. 

Aquellos que se prestan para mostrarnos como un partido dividido o desordenado en realidad no le están ayudando en nada al movimiento. Están siendo funcionales de manera voluntaria o involuntaria, consciente o inconscientemente a los conservadores.

Ellos mismos lo sabotearon, la única posibilidad de hacer un congreso es renovar nuestro padrón, porque los conflictos internos que hubo antes de que yo llegara nos dejaron sin padrón y algunos grupos piensan que el padrón es un botín, cuando debe ser el patrimonio de la institución, no de un grupo.

Morena es un partido muy generoso y tenemos muchos liderazgos que pueden encabezar los proyectos, pero solamente hay un espacio, entonces es normal que haya este tipo de insatisfacciones y es normal que vayan a los tribunales, están en su derecho, pero siempre hacemos hincapié en que no se trata de ningún proyecto personal, es mucho más grande por lo que estamos luchando. 

Por más legítimo que sea el interés de una persona, nunca puede estar por encima del interés del proyecto. Son distintos grados de entendimiento de las personas sobre este compromiso que deberíamos tener todos, algunos lo aceptan, otros no y a otros les gana la ambición y el deseo por querer tener una candidatura, aunque estoy seguro que al final terminan comprendiendo que lo más importante es que nuestro movimiento avance.

La unidad debe ser a partir de la conciencia de que estamos viviendo un cambio histórico en México y que tenemos que contribuir a ello como objetivo fundamental y no podemos dividirnos porque es la oportunidad que está esperando la oposición. 

Nosotros como dirigencia hicimos lo que nos corresponde, hacer un proceso absolutamente transparente que no tiene ningún otro partido. Encuestamos a todos los registrados para ver quién tenía mayor potencial. Determinamos los nombres finales e invitamos a los participantes, firmaron y lo único que les pedimos es que cuidaran la unidad. Pusimos tres empresas espejo y estuvo a su disposición la metodología. Siempre dijimos que íbamos a garantizar que tres mujeres participarían. Todos aceptaron, más transparente ya no se pude.

Algunos pueden coincidir o no en cómo se hizo la encuesta o en la regla de paridad. Todos firmaron y después, no les gusta la regla de paridad y se van a la impugnación. Están en su derecho pero finalmente se sabrá quién está del lado de este proyecto o quién vino solo como un oportunista.

Nadie, no engañamos a nadie, ni hubo simulación ni falta de transparencia.

La operación cicatriz en Morena no es como en otros partidos. No es un mercado en el que tengamos que andar regalando cosas o dando cosas a cambio para que tengamos unidad. La única unidad que es real y es fuerte es la que está en torno a los principios y a los valores del proyecto de la Cuarta Transformación. Si algún interés mínimo, particular los separa, entonces no son parte de esta transformación. Estás en otra cosa, en la politiquería. El partido no tiene agravios con ellos, son ellos los que sienten agraviados y nosotros estamos en la mejor disposición al diálogo, pero estamos aquí no por proyectos personales y si no entendemos eso, entonces no estamos preparados para participar.

Para todos. Es que tenemos que entender lo que está pasando en México, como dirigentes, como legisladores, como militantes o simpatizantes o gobernantes. Tiene que haber un compromiso para que este proyecto continúe.

Aquí la gente manda. Si el proceso fuera una manipulación ¿por qué tuvimos los resultados que tuvimos? La gente no se equivoca, se equivocan aquellos que ven al método de encuestas simplemente como un mecanismo de selección. Es algo más

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.