JUSTICIA

Acapulco vive otra jornada de violencia

Hombres armados incendiaron la tarde de este miércoles doce automóviles en distintos sitios de la ciudad costera de Acapulco, tras un bloqueo que realizaban transportistas del servicio público, luego de la detención de un hombre y el cateo a una casa por las autoridades.

Los hechos ocurrieron tras un bloqueo en la carretera Acapulco-Zihuatanejo, donde un grupo de manifestantes impedían el libre tránsito en tres puntos de dicha vía, dejando a vecinos y turistas varados durante más de seis horas en el lugar.

Los transportistas dieron a conocer que el bloqueo carretero que realizaron fue para denunciar que policías llevan a cabo operativos con presunto abuso de autoridad, provocando así el acercamiento de un grupo de hombres armados, quienes provocaron el siniestro de vehículos particulares, así como de camiones repartidores y del transporte público, ocasionando también temor entre los presentes.

Entre los afectados por estos hechos se encuentra un grupo de turistas que viajaban en un autobús, que fue tomado por personas encapuchadas y armadas, quienes amenazaron y bajaron a todos los pasajeros para después quemarlo, dejándolos sin sus pertenencias a la mitad del camino.

Autoridades municipales y estatales dieron a conocer a través de un comunicado oficial que se activaron los protocolos de disuasión tras dichas acciones realizadas en la vía de comunicación, retomando así el control de los acontecimientos.

Pese a esto, la Guardia Nacional auxilió a un centenar de turistas y vecinos que quedaron varados en medio del bloqueo, dejando vulnerables a niños y adultos que se encontraban en un torneo internacional de futbol infantil.

Horas más tarde, se registró el incendio de otro camión del transporte público en la segunda avenida más importante de Acapulco, puerto del estado de Guerrero, por lo que se suspendió de manera indefinida El Sistema Integral de Transporte (SIT), mejor conocido como “Acabús”.

Por otra, parte un grupo de al menos 20 hombres fuertemente armados, que presuntamente forman parte de un grupo de la delincuencia organizada y que se desplazaban en diversos vehículos y motocicletas, rociaron con gasolina y le prendieron fuego a varios camiones, entre ellos un autobús de pasajeros donde viajaban 46 personas, entre ellas 16 niños de entre 11 y 12 años que participaban en un torneo de futbol en el estado de Morelos.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *