ESPECTÁCULOS

Alejandra Guzmán deshereda a Frida Sofía

Después de años en guerra, y luego un periodo de “paz”, el pleito entre Alejandra Guzmán y Frida Sofía parece que revivirá, pues de acuerdo con una revista nacional, la rockera desheredó a su hija y no solo eso, también vendió el departamento de Miami en el que habita su única hija.

De acuerdo con unos audios publicados en dicha revista semanal, Alejandra rehízo su testamento y en estos se le escucha regalarle todo a su sobrino, hijo menor de su hermano Luis Enrique, y dejando claro que no verá más por su hija.

Según una fuente que asegura ser amigo de la familia, Guzmán ya tenía tiempo pensando en quitarle todo a Frida Sofía, y el primer paso fue vender el departamento donde vive la joven en Miami a escondidas.

“Desde hace tres años están distanciadas por diversos problemas, pero todo se destruyó definitivamente en abril del año pasado cuando Frida acusó a su abuelo Enrique Guzmán de haberla tocado cuando era niña. Alejandra se puso de parte de él, y a partir de eso ya ni se hablan”, se lee en la publicación.

Además de lo que comenta la fuente cercana, cuando salieron a la luz las declaraciones de Frida Sofía con Gustavo Adolfo Infante en el programa “De primera mano”, Guzmán mandó un comunicado en el que le pidió a su hija de 30 años que parara todo esto. De hecho, hasta le ofreció ayuda para curar sus heridas. 

Dicha fuente explicó a la revista que Guzmán vendió uno de los departamentos que adquirió junto a su hija en 2018, mediante una empresa que crearon llamada A&F Empire, de la que cada una era accionista al 50%. 

“Dos costaron 11 millones de pesos; uno se lo quedó Frida, que es donde vive; el otro es de Alejandra, donde se queda cuando va allá, y el tercero, de ocho millones, estaba a nombre de las dos y lo alquilaron por un tiempo”, explicó la fuente.

Aunque la rockera fue la que puso más dinero para la compra de estas propiedades, Frida también la ayudó con lo que ganó con la portada de Playboy y otros trabajos.

La cosa se complica, pues según la información, dado que era una sociedad, Guzmán vendió uno de los departamentos, que cabe aclarar formaban parte de la herencia de Frida, de forma “ilegal”, pues necesitaba la firma de su hija para que no hubiera problemas en el futuro.

“Por supuesto, Alejandra no podía vender ese departamento sin la firma de Frida, porque ella era dueña de la mitad, pero quién sabe cómo hizo la transacción y logró venderlo sin que su hija se enterara, al menos en ese momento”, se lee en la revista.

En tanto, Frida Sofía ya conoce la situación, gracias a que una amiga cercana a su mamá le contó. “Está decepcionada y enojada, piensa que con esto ya no hay ningún nexo entre ellas y ahora sí ya no quiere saber de ella jamás”. 

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.