NACIONAL

Análisis revela deforestación de 6 mil hectáreas por obra del Tren Maya

Un análisis cartográfico realizado por la organización CartoCrítica estima que al menos 6 mil 659 hectáreas de selva baja y mediana de la península de Yucatán han sido deforestadas para la construcción del Tren Maya, que se prevé inicie operaciones en diciembre de este año.

Del total mencionado, solo el 13 por ciento cuenta con autorización de Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales (CUSTF) y el 87 por ciento no, además de que los tramos 6 y 7 de la obra, a cargo del Ejército, con 2 mil 89 hectáreas removidas, no tienen autorización alguna, reveló este martes Manuel Llano Vázquez, director de CartoCrítica, una asociación civil que desde 2018 realiza trabajos georreferenciados sobre la deforestación y gestión forestal del Tren Maya.

Al presentar los resultados del análisis cartográfico, Llano Vázquez expuso que tan solo en junio pasado se deforestaron 104.7 hectáreas, de las cuales solamente una de ellas tenía aval de las autoridades correspondientes para el cambio de uso de suelo.

“Y a la vez, dentro de los tramos con suspensión por el juez (3,4, 5 norte y 6), se han deforestado 67.4 hectáreas sin autorización de Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales. Por ende, con presunta ilegalidad y desacato”, alertó.

Aseguró que de selva mediana y alta se han deforestado 11 hectáreas, 6 de selva alta, 2 mil 220 de selva mediana y 4 mil 139 de selva baja.

La selva baja y mediana subperennifolia representa 62 por ciento de la vegetación removida, mientras que 34 por ciento corresponde a selva mediana caducifolia, según los resultados del análisis cartográfico

Aunque no existe una evaluación precisa sobre cuántos árboles han sido removidos en el trazo del Tren Maya, Sergio Madrid, del Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS), afirmó que un inventario realizado por el Consejo Civil Mexicano estimó que en una hectárea existen al menos 900 árboles en la selva mediana, baja y alta.

“Y para tener como un acercamiento, nosotros sacamos el promedio que ofrece el inventario nacional forestal, y habla de 900 árboles que se pueden tener por hectárea, puede variar mucho, pero para tener un acercamiento”.

Con base en ese inventario, Madrid afirmó que si se multiplica 900 árboles por las 6 mil 659 hectáreas deforestadas se estima que 6 millones de árboles de la selva maya fueron deforestados para dar paso a las obras del Tren Maya.

“Bajo esa estimación, a priori, reitero, no existe una evaluación, hay algunos datos que ha arrojado Fonatur que hablaba de 3 millones de árboles, la iniciativa Selvame del Tren hablaba de 10 millones. Esta estimación que yo he hecho, a partir del inventario forestal, estima que son cerca de 6 millones”, apuntó.

En tanto, Viridiana Maldonado, abogada del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), señaló que el 87 por ciento de la deforestación realizada por el Tren Maya carece de cambio de uso y eso representa graves violaciones a la ley.

“Estos desmontes han sucedido en contra de lo establecido por la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, esa ley establece que cuando se pretenda realizar cambio de uso de suelo en terrenos forestales está obligada a obtener las autorizaciones”, mencionó.

Ante ello, consideró que las constructoras y el Ejército deberían ser sancionados por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), pero, dijo, lo que hay es una Profepa “pasiva” en este asunto, pese a que se han presentado denuncias por diversos sectores de la sociedad.

“Este tipo de actividades, de tala y desmonte, no solo involucran un incumplimiento a la normativa ambiental, sino también constituyen actos que podrían tipificarse como constitutivos de delitos ambientales”, apuntó.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *