MUNDO

Argentina sanciona a una petrolera por “actividades ilegales” en Malvinas

El Gobierno argentino inhabilitó a la empresa de origen israelí Navitas Petroleum LP por “actividades ilegales” vinculadas a la exploración de hidrocarburos en la plataforma continental argentina, concretamente en la Cuenca de Malvinas Norte, según informaron este sábado fuentes oficiales.

La Cancillería argentina señaló en un comunicado que dichas actividades están encuadradas en el proyecto “Sea Lion”, que se lleva adelante mediante “licencias ilegales” expedidas por las “autoridades ilegítimas” de las Islas Malvinas, un archipiélago cuya soberanía, reclamada por Argentina, ostenta el Reino Unido desde 1833.

El marco normativo para la exploración y explotación de hidrocarburos en la plataforma continental argentina está contemplado en la ley 26.659, que establece la obligatoriedad de obtener permisos previos a la realización de dichas actividades.

El incumplimiento de esta normativa supone la inhabilitación para ejercer estas actividades por un período que va desde los cinco a los veinte años, entre otras sanciones.

Asimismo, la ley prohíbe tener “participación directa o indirecta en personas jurídicas, nacionales o extranjeras, que desarrollen actividades hidrocarburíferas en la Plataforma Continental Argentina sin haber obtenido la habilitación pertinente emitida por autoridad competente argentina, o que presten servicios para dichos desarrollos”.

En este caso, la Secretaría de Energía determinó que las actividades desplegadas por Navitas Petroleum LP eran ilegales, por lo que esta empresa fue declarada “clandestina” y fue inhabilitada por un período de veinte años para desarrollar actividades comerciales en territorio argentino.

Este proceso de inhabilitación también se inició contra la empresa petrolera Harbour Energy Plc., con sede en el Reino Unido, que tras el inicio de las acciones administrativas decidió retirarse definitivamente del proyecto, al contrario que Navitas Petroleum LP, que decidió continuar adelante con el mismo.

Esta sanción se produjo en el contexto del 40 aniversario de la guerra de Malvinas, un conflicto entre Argentina y el Reino Unido que se inició el 2 de abril de 1982, con el desembarco de tropas argentinas en el archipiélago, y concluyó en junio de ese año con su rendición ante las fuerzas británicas.

En el conflicto bélico murieron 649 argentinos, 255 británicos y 3 isleños.

Desde el fin de la guerra, el Reino Unido se niega a retomar las negociaciones con Argentina, pese a los reiterados llamados al diálogo por parte de Naciones Unidas y otros foros internacionales. 

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.