JUSTICIA

Artesanos mexiquenses conservan aún la tradición de utilizar otate

En el Estado de México una de las ramas artesanales más importantes es la textil, motivo por el cual, en sus 125 municipios se desarrolla este oficio desde tiempos remotos.

De acuerdo con el Instituto de Investigación y Fomento de las Artesanías del Estado de México (IIFAEM), sobresalen en esta práctica los municipios de Xonacatlán, Temascalcingo, San Felipe del Progreso, Atlacomulco, Chapa de Mota, Tenancingo, Calimaya y Temoaya.

La realización de una prenda puede llevar entre días y meses; los costos de los materiales suelen ser variados y en algunos casos, las y los artesanos fabrican su propio material, que puede ser de lana o algodón, incorporando a ello el uso de los tintes naturales para darle color.

Principalmente, con esta herramienta se crean quexquémetls, fajas, morrales, rebozos y vestimenta tradicional que es parte de su vida cotidiana y a su vez, un sustento económico para las familias que se dedican al arte textil.

Desde la antigüedad, la elaboración de textiles era una práctica importante que respondía a la necesidad de protegerse del frío; con el paso del tiempo, se perfeccionaron las técnicas, realizando de esta manera innumerables cintillos o fajas que se utilizaban como parte de la indumentaria tradicional de los pueblos originarios del Estado de México.

Cabe señalar que el telar de cintura se utilizaba desde tiempos prehispánicos y está conformado por hilos de urdimbre que están colocados de forma vertical, que definen el ancho y largo del tejido, y la trama, hebras que se entrecruzan de forma horizontal con la urdimbre.

Su estructura es una base de madera llamada enjulios, donde se atan los hilos de urdimbre para soporte del tejido, el extremo superior del telar se debe atar a un punto fijo, que puede ser de un poste o un árbol, mientras que el inferior se sostiene de un mecapal, faja tejida de ixtle que sujeta la cintura para tensar el telar.

El Instituto de Investigación y Fomento de las Artesanías del Estado de México (IIFAEM), invita a consumir lo hecho en la entidad a través de sus Tiendas de Artesanías “Casart”, donde se puede encontrar una gran variedad de piezas de arte popular, para uso utilitario o decorativo.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *