MUNDO

Ataque yihadista en Níger mata a 17 soldados

Insurgentes mataron a 17 soldados e hirieron a una veintena en el primer gran ataque en medio año en Níger, donde las potencias occidentales temen que un golpe de Estado de la guardia presidencial debilita a uno de los escasos aliados en la lucha contra la violencia yihadista en la región africana occidental del Sahel.

Níger era uno de los últimos países democráticos de la región al sur del Sahara, donde unos 2,500 efectivos militares de Estados Unidos y Francia entrenan a las fuerzas armadas nigerinas. Francia también realizaba operaciones conjuntas con su antigua colonia, pero desde el golpe París y Washington han suspendido las operaciones, lo que da a los yihadistas un mayor margen de maniobra.

Un destacamento militar fue atacado el martes por la tarde entre las aldeas de Boni y Torodi en la región de Tillaberi, dijo el ministerio de Defensa por la televisión estatal el martes. Los heridos fueron transportados a Niamey, la capital.

El ataque es una señal inquietante de una posible escalada, dijo Wassim Nasr, periodista e investigador del instituto de investigaciones Soufan Center.

“Lo que vemos hoy es a las facciones yihadistas beligerantes, el grupo Estado Islámico y (la filial de Al Qaeda Jama’at Nusrat al-Islam wal-Muslimin), marcando su territorio debido al vacío de seguridad causado por el golpe. Esto se debe visualizar sin duda en el contexto de la guerra en curso entre los dos grupos”, dijo Nasr.

Los países vecinos amenazan con tomar medidas militares contra el golpe, cuyos partidarios dijeron el miércoles que registrarán voluntarios para combatir y prestar otros tipos de ayuda, de manera que la junta tenga una lista si necesita convocar gente.

Un organizador, Amsarou Bako, aseguró que la junta no participa en la búsqueda de voluntarios para defender el golpe, aunque sí está al tanto de la iniciativa.

No está claro hasta qué punto es posible un conflicto regional.

Muchos partidarios del presidente derrocado Mohammed Bazoum han pasado a la clandestinidad, y la policía interviene rápidamente para reprimir cualquier acto en su apoyo. Varios ministros y políticos del régimen de Bazoum están detenidos, y los grupos defensores de los derechos humanos no tienen acceso a ellos.

La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) dice que ha activado una “fuerza en alerta” para imponer el orden en Níger.

Bako dijo a Tjhe Associated Press el martes que se iniciará una campaña de reclutamiento el sábado en Niamey y en ciudades por donde podrían entrar fuerzas invasoras. Nigeria y Benin han dicho que participarían en una intervención.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *