NACIONAL

Aunque sí hay escasez, Sheinbaum descarta crisis de agua

Ciudad de México, en coordinación con el Estado de México, lleva a cabo importantes inversiones para evitar la escasez de agua como la que enfrenta actualmente Nuevo León, aseguró la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Dijo que la capital ha experimentado problemas de escasez de agua que serían peores de no haber hecho inversiones y planeación como la sectorización del sistema de aguas, lo que permite detectar y atender fugas.

Además, advirtió que de no continuar con las acciones preventivas llevadas a cabo durante su gobierno, en la próxima administración puede acrecentarse el desabasto de agua.

Sheinbaum también habló de la manera de enfrentar la contaminación en el Valle de México y reveló que se reconfigura la refinería de Tula para reducir las emisiones de azufre, aunque consideró que esta no es la más importante fuente de contaminación en la Zona Metropolitana.

Asimismo, la funcionaria platicó sobre los vehículos eléctricos y de la importancia de reducir el uso de combustibles fósiles como el petróleo y el carbón.

Recordó que recientemente se firmó el acuerdo entre el Estado de México y Michoacán con la Conagua para el Proyecto Integral de Uso Eficiente del Agua, que contempla tecnificar 2 mil 300 hectáreas del canal Bosque-Colorines para dotar de sistemas de agua potable a 17 comunidades de los municipios de Zitácuaro, Jungapeo, Susupuato y Juárez, y recuperar el abastecimiento de agua en la Zona Metropolitana del Valle de México por medio del Sistema Cutzamala.

“Se puede acrecentar el problema del desabasto de agua, en efecto. Nuestra responsabilidad es lo que hemos hecho hasta ahora y dejar el plan integral para que se siga trabajando en lo que hemos venido desarrollando, porque lo hemos hecho de manera metropolitana.

“También hay que decirlo, la ciudadanía tiene una gran responsabilidad; sobre todo en aquellas zonas donde existe más abasto de agua que es, particularmente, el poniente de la ciudad”.

Sheinbaum explicó que “estamos haciendo grandes inversiones para evitar esta situación, como la de Nuevo León, en Monterrey y su Zona Metropolitana; en Ciudad de México también hemos sufrido en los últimos tres años una escasez muy importante de agua.

“Ciudad de México recibe una parte muy importante del Sistema Cutzamala, que viene de Michoacán y presas del Estado de México, y llega hasta la zona metropolitana, no solo la ciudad sino toda la zona conurbada del Edomex (22 millones de habitantes) y conjuntamente entre Conagua, Estado de México y nosotros hemos estado haciendo inversiones muy importantes”.

Aunque Sheinbaum ha permanecido aislada en espera del resultado de la prueba covid, confió que hoy pueda asistir a los municipios de Michoacán para arrancar el proyecto hidríco.

Sobre las contingencias ambientales en la Zona Metropolitana del Valle de México, la funcionaria dijo que la atención de la contaminación es algo que se ha atendido desde diversos ángulos y nuevas normas.

“Estamos trabajando conjuntamente desde nuevas normas para vehículos nuevos. Ahora el presidente López Obrador, por ejemplo, anunció, y eso es muy importante para todas las ciudades, que México va a entrar en el proceso para la producción de vehículos limpios, eso es importantísimo de vehículos eléctricos.

“Atendemos desde normas nuevas para vehículos hasta temas como los incendios forestales y las quemas agrícolas, que antes no eran consideradas como parte de la contaminación atmosférica, y que son fundamentales de controlar, porque esto es uno de los elementos centrales de la época de secas por los altos niveles de contaminación que tenemos”.

Sheinbaum agregó que la Secretaría de Energía y Pemex trabajan en la reconfiguración de la refinería de Tula para reducir la contaminación de azufre; sin embargo, consideró que no es un contaminante muy alto en la Zona Metropolitana.

La mandataria capitalina destacó que hay tres maneras de reducir la emisiones que provocan el cambio climático: la primera es aumentando la reforestación, la captura de carbono; segunda, es dejar de quemar petróleo y carbón, por lo que las fuentes renovables de energía son fundamentales; y tercero, hacer un uso más eficiente de la energía para lo que se necesitan cambios tecnológicos, así como la acción individual para disminuir ese consumo.

“Así que, México ahora se va a comprometer a que 35 por ciento de la energía sea limpia en 2024, y así tenemos que seguir creciendo particularmente, pues los países que más emiten, como por ejemplo China y Estados Unidos, tienen que comprometerse aún más para reducir las emisiones de contaminantes.

“Al mismo tiempo, prepararnos frente a lo que ya existe en el cambio climático, como, por ejemplo, las sequías; en eso, este programa integral para tener contemplada un abasto de agua en todo el país y, particularmente, en las zonas metropolitanas es fundamental, y no seguir sufriendo las condiciones que se viven ahora en infraestructura, pero sobre todo en una planeación a largo plazo”, detalló la mandataria capitalina.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.