EDOMEX

Cambio histórico para grupos vulnerables

La sociedad enfrenta un cambio histórico en la autonomía de las personas, a través de la lucha de las mujeres por la igualdad, de niñas, niños y adolescentes, de la diversidad sexual, el reconocimiento de los derechos de las empleadas del hogar y de las personas con discapacidad, indicó el Ministro en retiro, José Ramón Cossío Díaz.

Al participar en el Segundo Congreso Nacional de Justicia Familiar “Paradigmas de la sociedad actual” Cossío Díaz detalló que el proceso de autonomía es uno de los principales cambios culturales y jurídicos en la actualidad, pues hace 50 años no existía un posicionamiento autónomo de la mujer, de indígenas, infantes o adultos mayores.

En la Escuela Judicial, el ponente explicó que el lenguaje denotativo que se utilizaba para las personas con discapacidad determinaba la forma en que los veían para decretar su condición personal y jurídica; sin embargo, el cambio histórico que se presentó fue a través de la Convención Internacional de las Naciones Unidas, sobre los derechos de este sector donde se estableció su reconocimiento.

Ricardo Sodi Cuellar puntualizó que este Segundo Congreso de Justicia Familiar debe ser provocativo, generar dudas y cuestionamientos, para que las y los abogados implementen los conocimientos adquiridos a su función jurisdiccional.

Coordinación de parentalidad, mecanismo de solución en procesos de alta conflictividad En la Mesa de Diálogo Coordinación de Parentalidad, la presidenta de la Asociación Iberoamericana de Psicología Jurídica en España, Asunción Tejedor Huerta, vía remota, mencionó que se trata de una figura activa y transversal que ayuda a resolver conflictos entre los progenitores, por lo cual es necesario que tenga conocimientos sobre mediación, psicología, dinámica familiar e identifique las necesidades de las y los niños en cada etapa de su crecimiento y el manejo de violencia de género, doméstica y maltrato infantil.

Por su parte, Nuria Vázquez Orellana, Coordinadora de Parentalidad comentó que la labor del coordinador se lleva a cabo a través de seis fases: previa, inicial, media, final y de seguimiento, donde se busca mejorar la relación entre los integrantes de las familias que tienen conflictos y que lastiman a sus hijos, derivado de esos problemas.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.