MUNDO

Camboya defiende su derecho a renovar una base militar con ayuda de China

El ministro de Defensa de Camboya, Tea Banh, defendió en un foro de seguridad en Singapur el derecho de su país a renovar la base naval Ream con ayuda de China al tiempo que rechazó las informaciones que apuntan a la cesión de esta instalación militar para uso exclusivo de las tropas chinas.

“El pueblo de Camboya tiene el derecho de recibir asistencia militar extranjera para defender su territorio”, enfatizó el ministro durante un panel sobre innovación militar en el marco del Diálogo Shangri-La.

“Desafortunadamente, Camboya está siendo constantemente acusada de dar derechos exclusivos a extranjeros para el uso de este espacio. Me gustaría enfatizar que esas acusaciones son infundadas y un insulto a la autoridad y Gobierno de Camboya”, añadió.

Banh, quien participó el miércoles en una ceremonia junto al embajador chino en Camboya, Wang Wentian, para inaugurar una serie de construcciones en la base naval Ream, en el sur del país, financiadas por China, remarcó que su país tiene “el pleno derecho de decidir su destino”. 

Las declaraciones del ministro camboyano se producen días después de que, el martes, el diario estadounidense The Washington Post afirmara en una exclusiva que China construye en secreto una base naval en Camboya para uso exclusivo de su Ejército.

Según el artículo, mientras fuentes occidentales afirman que el Ejército de Liberación Popular (ELP) de China utilizará en exclusiva la base naval de Ream, situada en la provincia de Sihanoukville, un funcionario chino habría confirmado al diario que su Ejército usaría solo “una parte” de la infraestructura.

El miércoles, el ministro camboyano de Exteriores, Prak Sokhonn, calificó también la información de “infundada” y subrayó en un comunicado que “la constitución de Camboya no permite la presencia o base militar extranjera en suelo camboyano”.

El canciller camboyano afirmó entonces que “la renovación de la base (naval Ream) sirvió únicamente para fortalecer las capacidades navales del país, proteger su integridad marítima y combatir los delitos”, en línea con los argumentos esgrimidos hoy por su colega de Defensa. 

Las sospechas de que China utilice esa base camboyana, que sería la segunda fuera de su territorio (siendo una en Yibuti la primera), coinciden con otras informaciones acerca de que un acuerdo de seguridad entre Pekín y las islas Salomón tenga por objetivo final establecer en el país insular del Pacífico otra base militar. 

Los planes expansionistas de China han sido uno de los principales puntos de discusión de los participantes del Diálogo Shangri-La, el foro sobre seguridad más importante de Asia-Pacífico, en el que participan el secretario de Defensa de EEUU, Lloyd Austin, y su par chino, Wei Fenghe, quienes se reunieron el viernes en los márgenes de la cumbre. 

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.