MUNDO

Casa de subastas francesa consuma venta de piezas prehispánicas

Casa de subastas francesa consuma venta de piezas prehispánicas y se reserva el derecho de denunciar a México por acusaciones sobre ellos Pese a los mensajes a través de redes sociales y la carta que Alejandra Frausto, secretaria de Cultura, con la intención de detener una subasta en Francia, se logró la venta de 32 lotes con 34 piezas que habrían sido elaboradas por culturas que habitaron en el actual territorio mexicano, pero de ellas el gobierno de México sólo reconoció que “30 son bienes arqueológicos que forman parte del patrimonio cultural de México”. 

Esta tarde, tiempo de Francia, se llevó a cabo “Carnets de Voyage – Opening Season Sale”, organizada por la sociedad Millon, conformada por 381 lotes con piezas antiguas originarias de países como Nepal, Costa Rica, Tanzania, República Democrática del Congo, Perú, Ecuador, Colombia, Guatemala, Nigeria, Costa de Marfil, Etiopía, Camerún, Tanzania y Burkina Faso, entre otros. 

Entre las piezas que alcanzaron un mayor precio está la escultura de un “perro gordo que se muestra al acecho, con la cola y las orejas erguidas y la boca abierta, mostrando los colmillos en señal de protección. El animal está magistralmente modelado con formas naturalistas que evocan un concepto de fertilidad, abundancia y poder”. 

La escultura catalogada con el lote 136 mide 32 x 42 x 25,5 centímetros y habría sido elaborada en la región del actual estado de Colima. Se esperaba que fuera vendido entre los 3 mil 500 y 4 mil 500 euros, es decir, entre 81 mil 381 y 104 mil pesos, de acuerdo con el tipo de cambio actual; sin embargo, fue vendido en 5 mil euros (116 mil pesos), sin impuestos incluidos. 

Otra pieza arqueológica vendida en Francia fue el lote 129, una pequeña estatua antropomorfa que está arrodillada, con una joroba y un rostro que mira hacia el cielo “con intensidad”, que fue tallada en jadeita verde, que mide 7,3 x 3,1 x 4 cm y que habría sido elaborada por la cultura Olmeca. 

Se esperaba que el lote 129 fuera sea vendida entre los mil y los mil 500 euros (23 mil 250 y 34 mil 877 pesos). Fue vendida en mil euros. 

También salió a la venta un vaso “en forma de perro gordo, con las orejas erguidas y la boca abierta mostrando los colmillos en señal de protección”, que mide 23 x 26 x 19 cm y habría sido elaborada en Colima, entre los años 100 a.C. 250 d.C. 

El vaso estaba clasificado como lote 63 y se preveía vender entre los 400 y 500 euros (9 mil 300 y 11 mil 625 pesos), pero alcanzó los 700 euros (16 mil 276 pesos). 

Apenas el miércoles, con la intención de detener como en otras ocasiones, Alejandra Frausto, secretaria de Cultura, hizo pública una carta que envió a la Sociedad Millón en la que expresó su desaprobación y rechazo por la subasta “Carnets de Voyage – Opening Season Sale”, en la que expresó que “apela a la ética y respeto por el patrimonio cultural y hace un llamado a la Société Millon a detener la subasta, tomando en consideración los valores históricos, simbólicos y culturales de dichos bienes, superiores a cualquier interés comercial. En el caso de México, dichas piezas representan un legado invaluable de nuestras culturas ancestrales”.

Pero las acciones emprendidas por la Secretaría de Cultura no fueron suficientes y por ello la funcionaria dijo esta mañana que con la venta del patrimonio cultural mexicano “se roba la posibilidad de reconocer y difundir la vasta cultura que nos precede. Al irse a casas particulares, desaparecen fragmentos de nuestra identidad y memoria. 

Aunado a ello, Blanca Jiménez, embajadora de México en Francia indicó que “México reitera su rechazo a la venta en el extranjero de objetos culturales prehispánicos mexicanos que bajo la legislación vigente en nuestro país son propiedad de la nación, inalienable e imprescriptible”.

“Pese a los extrañamientos públicos del gobierno de México, las casas subastadoras siguen ofreciendo bienes de origen mexicano. Censuramos esta conducta corporativa irresponsable, además, queremos advertir que muchas ocasiones que los catálogos incluyen piezas de reciente manufactura —piezas falsas— y además anuncian piezas de origen mexicano pero que en realidad pertenecen al patrimonio de otro país”, indicó la embajadora”. 

La agencia EFE documentó que “desde la casa Millon, en cambio, defendieron la legalidad de lo expuesto y ven como una ‘estrategia política’ la queja de las autoridades mexicanas. ‘La venta está en armonía con la ley francesa. México no dice nada contra las personas que trafican y a nosotros, que somos honestos, nos dice que estamos robando’, apuntó el experto Sergio Reynes”.

La casa de subastas “apuntó que se reserva el derecho de denunciar a México por las acusaciones vertidas sobre ellos. ‘Me duele que digan que estamos traficando con sus piezas porque las han vendido de manera legal’, añadió Reynes, según el cual los objetos mexicanos expuestos, con un precio estimado de 50 a 2.000 euros, ‘son piezas chiquitas que no son importantes para su patrimonio’”, reportó la agencia española.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.