CAMBIANDO DE TEMA EDOMEX

CEDA Toluca, ¡un polvorín!

* Alcalde niega que en Toluca opere delincuencia organizada……

* Balacera en Mercado Juárez, muestra de que “la extorsión oficial” no tiene límites……

Por Karina A. Rocha Priego

El pasado 10 de julio, habitantes del Valle de Toluca amanecieron con la terrible noticia de que un voraz incendio había terminado con la vida de nueve personas en la Central de Abasto (Ceda) de la capital mexiquense, entre ellos tres menores de edad que pagaron por los conflictos provocados por quienes se querían apoderar de los espacios comerciales de la Ceda.

Los locatarios ¡fueron asesinados a balazos!, para luego prenderles fuego. Este crimen fue perpetrado por un grupo armado, presuntamente integrantes de una célula delictiva que ha estado causando caos en el Estado de México, misma que parece tener la protección de las autoridades, debido a las “ganancias” que ambas partes obtienen de sus actos delictivos.

En ese momento, las autoridades dieron a conocer que “…los hechos podrían estar relacionados con conflictos internos por la posesión de los comercios en un entorno de acciones judiciales diversas, amenazas y agresiones registradas con anterioridad”. Hasta aquí, no olviden que la Central de Abasto de Toluca, pertenece al Gobierno Municipal y las ganancias o pérdidas, corresponden al gobierno de esta capital, o sea, aquí también está metido el “amigo” de Raymundo Martínez Carbajal, Andrés Vergara Mañón.

Tras las primeras “investigaciones”, la Secretaría de Seguridad del Estado de México detuvo a los cuatro guardias de seguridad privada que custodiaban el recinto y que, por instrucciones “de arriba”, no dieron aviso al Centro de Control Comando y Comunicación, conocido como C5, sobre el ataque y posterior incendio. “Misteriosamente”, las cámaras de seguridad fueron apagadas en el momento de los hechos.

Se decía, este incidente pudo haber sido resultado del “cobro de piso” en la Central de Abasto. Familiares de los locatarios muertos lo negaron, sin embargo, se sabe que los locatarios de Ceda Toluca, están obligados a entregar cierta cantidad de dinero como “pago de cuotas” a la mesa directiva, esta que, a la vez, está siendo protegida por el Ayuntamiento de Toluca.

Posteriormente, fueron detenidos los 5 miembros de la Mesa Directiva de la Central de Abasto, acusados de haber sido los autores intelectuales del asesinato e incendio de La Isla, sin embargo, ha corrido el rumor que, sobre estos, hay una “mente siniestra” que ha estado detrás de los conflictos al interior de la Ceda por posesión de espacios y captación de millonarias componendas que están obligados a pagar los locatarios.

Se dice, integrantes de la mesa directiva de la Ceda, habrían amenazado con sacar “a como diera lugar” a los comerciantes que murieron calcinados. Que integrantes de la mesa directiva ya tenían diferencias por el espacio denominado “La Isla”, el cual era ocupado por comerciantes de manojeo.

Por otro lado, luego de la detención de los 5 miembros de la mesa directiva de la Ceda, esta quedó acéfala y, se dice, así debería continuar hasta que culmine el tiempo oficial de la misma. O sea, aunque los cinco miembros estén encarcelados, estos tienen que seguir al frente de la mesa y continuar, ¡desde la cárcel! con las negociaciones que dejaran pendientes antes de su encarcelamiento, negociaciones que, dicen, implican muchos millones de pesos que, supuestamente, tienen que pagar “a una persona” del Gobierno Municipal de Toluca.

Sin embargo, no ha sido así. Resulta que, otra vez, un grupo armado habría tomado por la fuerza las oficinas de la administración de la Central de Abasto (Ceda) de Toluca, lo cual fue denunciado ante la FGJEM. Y es que, luego de un reporte “anónimo” del C5 -que ahora sí trabajó- se advirtió que alrededor de las 8 del pasado 24 de agosto, “un comando habría tomado las oficinas” de la administración de la Ceda.

Al lugar llegaron elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM) y de la Guardia Nacional (GN), quienes fueron recibidos por José Reséndiz Pérez, el cual se acreditó como actual administrador con un poder notarial.

El hombre les dio acceso a los agentes a las oficinas administrativas para realizar una inspección y revisaron a 10 hombres y tres mujeres, los cuales no portaban armas de fuego; también realizaron un recorrido en la administración y no hallaron nada; sin embargo, en el reporte policial que entregaron los uniformados, advirtieron que el administrador no les permitió acceder a las oficinas que estaban cerradas.

Se sabe que los condóminos de la Central de Abasto de Toluca decidieron que los integrantes del actual Consejo de Administración sigan al frente, aunque a más tardar para noviembre deben comenzar a preparar el proceso de elección para la nueva dirigencia, sin embargo, los integrantes de la mesa directiva actual se encuentran al frente de este centro de venta, cuyo periodo finaliza en febrero del próximo año.

En cuanto a los “encarcelados”, se dice que un “equipo de abogados” contratados presuntamente por Andrés Vergara Mañón, tiene como tarea liberar a los 5 miembros de la Junta Directiva de la Central de Abasto, acusados de ser parte del incendio provocado el pasado 10 de julio; a quienes al parecer “ya les prometieron libertad” a cambio de continuar con las negociaciones acostumbradas a llevar a cabo y “no hablar de todo lo que saben”, mientras los “abogados hacen su chamba”, pero, al parecer, esta sólo es “una promesa” para “no perder millones de pesos”, pues difícilmente alcanzarán su libertad, ya que, comentan, está saliendo “bastante caro” pagar abogados para proteger a estos sujetos que también podrían estar amafiados con la célula delictiva responsable del incendio, así como con las autoridades municipales, encargadas de recibir las componendas de la Ceda Toluca.

Ahora bien, el Gobierno Municipal de Toluca ¡vuelve a fallar!, luego de la balacera suscitada en las inmediaciones del Mercado Juárez, con lo que “se refuerza” la idea de que la extorsión oficial, en Toluca, ¡no tiene límites!.

Sin lugar a dudas, Toluca arde, como si se tratase de un municipio donde la violencia es cosa de todos los días, como es el caso se Tamaulipas, Jalisco, Michoacán o Guerrero, mientras Raymundo Martínez Carbajal, niega la existencia de grupos de la delincuencia organizada.

Mientras tanto, es un secreto a voces que miembros de su gobierno tienen nexos con estos grupos, principalmente los provenientes del sur del Estado de México, de lo cual, el alcalde tendrá que responder y no lo hará parapetado en sus oficinas de la colonia Ciprés, de las cuales ha hecho su guarida favorita, para evitar reclamos sociales, entrevistas y brindar atención a los toluqueños.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *