CULTURA

Corpus Christi en San Jerónimo Purenchécuaro

Al grito de ” ¡Chupe!… ¡Chupe!… Que ChSM los jefes! Van jalando el tronco de un árbol que ha sido elegido para ser el alma de la fiesta… Cuenta la leyenda que sirve como vínculo entre el plano terrenal y el de los dioses, por aquí descienden para alimentar a sus hijos, es como el cordón umbilical de la tierra.
Jovenes son los que encabezan y son seleccionados para el “Palo Encebado”, ellos van acompañados de sus ayudantes que son los que se encargan de la organización para que todos jalen parejo.

Aunque parezca ilógico, ésta tradición, genera un lazo de protección al medio ambiente, ya que después se hace una reforestación masiva, esperando que algún día uno de esos árboles sea la escalera por la que regresarán nuestros dioses.

En las comunidades purépechas los habitantes regalan lo que producen a los visitantes como manera de agradecimiento por el año de trabajo.

Los festejos se hacen todo el mes de junio, ya sea en jueves o domingo y son fiestas de tres días. La alborada con las bandas de viento, el día del corpus y el tercer día para entregar la corona de dulce a los siguientes cargueros del pueblo.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.