NACIONAL

La extorción creció 12.3% en México

En México se contabilizaron nueve mil 407 víctimas de extorsión, lo cual representa un incremento de 12.3 por ciento en comparación con 2020, alertó José Medina Mora Icaza, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), quien señaló que el impacto es mucho mayor porque solo 1 de cada 99 casos son denunciados. 

El líder empresarial sostuvo que además del desafío que representa para el país la pandemia de COVID-19 y sus implicaciones económicas, la inseguridad es uno de los principales retos. 

Refirió que, desde la Comisión Nacional de Seguridad y Justicia, en colaboración con la herramienta #DataCoparmex, se creó el Monitor de Seguridad, cuyo objetivo es evaluar la incidencia delictiva desde su evolución regional, temporal y de políticas públicas, y proponer soluciones a los gobiernos para lograr mejores resultados. 

Indicó que, con base en los datos de la encuesta Data Coparmex y los que publica el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) actualizados a diciembre 2021, el Monitor de Seguridad evalúa un delito que afecta directamente al patrimonio de los ciudadanos y de quien tiene un negocio: la extorsión. 

Medina Mora detalló que la intención de darle visibilidad a este delito es la preocupante cantidad de víctimas, un número que va al alza, toda vez que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización de Empresas 2020 del INEGI, el 99 por ciento de empresas víctimas de extorsión, no denuncian. 

“En 2021 se registró, en promedio, una víctima de extorsión por hora. Comparando los primeros 37 meses de los últimos cuatro sexenios, la administración actual ha sido la que ha tenido la mayor cantidad de carpetas de investigación abiertas por denuncias de extorsión”. 

Refirió que los tres delitos que más afectaron a las empresas socias en el periodo octubre-diciembre 2021 son: robo de mercancía, dinero o equipo que se encontraba en tránsito, robo total o parcial de vehículos y extorsión. 

Dijo que la minería fue el sector económico más afectado por la extorsión, seguido de restaurantes y hoteles y servicios de salud, mientras que los que registraron afectaciones menores fueron el comercio al por menor, el sector primario e industria manufacturera; siendo la microempresa, la que más registró daños por este delito.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.