CULTURA

Dar visibilidad a mujeres en condiciones de reclusión, objetivo la exposición “Sutil condena”

Desde hace más de una década, el artista Rodrigo Saltijeral ha centrado su labor artística en el proceso terapéutico que tiene el arte para ayudar a mujeres con diagnóstico de enfermedad mental y en situación de internamiento y reclusión.

En su labor, Saltijeral, quien es maestro en Artes y Diseño por la Universidad Autónoma de México (UNAM), ha desarrollado un proceso de experimentación a través de su trabajo con mujeres que se encuentran en instituciones de Ciudad de México, Oaxaca y Estado de México.

“Todo inició cuando salí de la Licenciatura de artes visuales y, como parte del servicio social, decidí trabajar en el área de terapia ocupacional en el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz y desde entonces comencé a trabajar en todo lo relacionado con el arte como método terapéutico para las enfermedades mentales”, explica Saltijeral en entrevista.

Esta labor la realizó con personas diagnosticadas con esquizofrenia, bipolaridad y otros trastornos, ofreciendo talleres en instituciones como el Hospital Psiquiátrico “Cruz del Sur” en Oaxaca, en el pabellón psiquiátrico de Santa Martha Acatitla y en el Centro Femenil de Reinserción Social “Tepepan” en la Ciudad de México, entre otros.

“Se trata de llegar y hacer un poco de perspectiva antropológica, porque uno como artista acude a estos lugares, va involucrándose con las personas, conoce la situación en la están y, a partir de las pocas herramientas con las que se cuentan, ir estudiando qué es lo que se puede ir trabajando con ellas”, dice.

De acuerdo con Saltijeral, su participación como tallerista en los centros de reclusión e instituciones psiquiátricas consiste en generar dinámicas de integración grupal, empleando técnicas de pintura, pintura mural, dibujo y otras disciplinas artísticas como teatro y danza.

A partir de las acciones artísticas realizadas con las internas del Centro Femenil de Reinserción Social “Tepepan”, surgió su más reciente colección titulada “Sutil condena”Se trata de una muestra integrada por 20 máscaras elaboradas con la técnica oriental de cerámica raku o raku-yaki.

“Las piezas fueron parte del taller de máscaras de yeso que se realizó con mujeres del pabellón psiquiátrico del Centro. Las puse en parejas y una le hacía la máscara a la otra y fueron estos moldes los que utilicé para hacer mi propia representación de estas mujeres y de la historia que hay detrás de estos rostros”, comenta.

Agrega que cada pieza tiene la historia y la esencia de cada una de las mujeres que participaron en el taller, haciendo una similitud a lo que sería ver una fotografía, esto con el objetivo de no olvidar a las personas en situación de vulnerabilidad.

“Yo buscaba mostrar estos rostros que están ocultos a la sociedad, darles visibilidad y de alguna manera sacarlas de este encierro y anonimato en el que están”, señala.

Además de “Sutil condena”, muestra que se puede conocer a través de sus redes sociales, Saltijeral ha participado en más de 30 exposiciones colectivas e individuales en México, Estados Unidos y Canadá.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.