MUNDO

EEUU ve “inaceptable” el secuestro de cuatro de sus ciudadanos en México

La Casa Blanca calificó este lunes de “inaceptable” el secuestro de cuatro estadounidenses el pasado viernes en la ciudad de Matamoros y aseguró que está trabajando con las autoridades mexicanas para que los responsables rindan cuentas ante la justicia.

“Estamos pendientes del ataque y secuestro de cuatro ciudadanos estadounidenses en Matamoros, México. Este tipo de ataques son inaceptables”, manifestó en una rueda de prensa la portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

La portavoz explicó que el presidente de EE.UU., Joe Biden, ha sido informado del secuestro de los cuatro estadounidenses en Matamoros, ciudad ubicada en el estado de Tamaulipas, uno de los más violentos de México.

Según la portavoz, las fuerzas de seguridad estadounidenses están en contacto con las mexicanas y, además, el Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. se está coordinando con el Gobierno mexicano para hacer que los responsables del secuestro rindan cuentas ante la justicia.

Además, el embajador de EE.UU. en México, Ken Salazar, se reunió este lunes en el Palacio Nacional con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

La portavoz rechazó ofrecer detalles sobre ese encuentro, pero destacó que Estados Unidos ve a México como “un aliado cercano” con el que mantiene una “importante” relación que quiere potenciar.

Jean-Pierre recordó que Biden se reunió en México en enero con López Obrador y con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en la conocida como cumbre de “los tres amigos”.

En otra rueda de prensa, el portavoz de la diplomacia estadounidense, Ned Price, recordó que el Departamento de Estado recomienda no viajar bajo ninguna circunstancia a Tamaulipas.

“Pedimos a los estadounidenses que sigan este consejo”, agregó Price.

Junto con Tamaulipas, los estados mexicanos de Guerrero, Michoacán y Sinaloa están catalogados con el nivel 4 de alerta por el Departamento de Estado, el más peligroso para los ciudadanos de Estados Unidos.

El FBI está investigando la desaparición de los cuatro estadounidenses y ha ofrecido una recompensa de 50,000 dólares por información que lleve a su liberación y al arresto de los involucrados.

Según la información facilitada por el FBI, las cuatro personas secuestradas cruzaron el pasado viernes a Matamoros en un vehículo con matrícula de Carolina del Norte y, poco después, unos hombres armados los asaltaron y los montaron a la fuerza en una camioneta tipo pick-up.

Según un funcionario cercano a la investigación citado por CNN, las autoridades creen que el grupo de estadounidenses agredido y secuestrado fue atacado por error y no estaba en México con fines criminales.

En el incidente también murió un ciudadano mexicano, explicó en un comunicado la Embajada de EE.UU. en México.

Tamaulipas es uno de los estados más castigados por la presencia de los cárteles de la droga.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *