ESPECTÁCULOS

El fenómeno del manga Demon Slayer

Tanjirou Kamado es un niño gentil de 13 años que, tras la muerte de su papá, se convierte en el único sustento de su familia. Todos los días baja de la montaña nevada y vende carbón, y aunque apenas les alcanza para comer, es feliz con su madre y sus cinco hermanos.

Un día ve una escena aterradora: Muzan Kibutsuji mandó asesinar a su familia, destrozó sus cuerpos y convirtió a su hermana Nezuko en demonio. Para vengarse se convierte en asesino de demonios.

Así empieza la historia del manga “Demon Slayer”, escrito e ilustrado por el japonés Koyoharu Gotouge, y publicado por primera vez el 15 de febrero del 2016, que ha causado sensación en todo el mundo y ha superado a todas las listas de popularidad

Parte de este éxito se debe a que es una historia dirigida a todo tipo de público, comenta Lalo González, especialista en anime y dibujos animados, debido a que muchos se enfocan sólo en ciertos géneros.

“Es un anime que atrae a todos y eso es una virtud que no todos los mangas tienen, es una historia que es muy nueva para todo el éxito que ha tenido a nivel mundial, pero es gracias a que atrae a un público muy diverso, hay chavitos que quieren comprar las capas de los protagonistas, ya hay un mercado de souvenirs para todos los gustos, es impresionante”, dice González.

Por otro lado, las historias de cada personaje están tan bien escritas que, sin importar si son los “buenos” o los “malos”, te atrapan y te hacen sentir empatía, porque son historias que suceden en la vida real, explica la especialista en manga y anime Yarely Hernández.

“Por ejemplo con Tanjirou, como es el hombre mayor, asume el rol de sustento para su familia y eso sigue pasando en la vida real; aquí de manera ficcionada te muestra cómo los demonios antes fueron personas pero se fueron por el mal camino, son elecciones a las que cualquiera se puede enfrentar, te puedes transformar en un ‘demonio’, hablando de manera figurada”, opina la experta.

Además, como muchos otros animes, la protección de la familia también es el eje central de esta historia, ahonda Hernández, porque después de perder a su familia, el protagonista trata de hacer lo imposible por convertir a su hermana Nezuko nuevamente en humana y la defiende de los cazadores de demonios.

“Esta historia también trata de dejar un mensaje sobre la importancia de los valores familiares, el detonante de la historia es que el protagonista ha perdido a su familia, pero aún así le queda su pequeña hermana y los amigos que va cociendo empiezan a ser su nueva familia; en Japón es muy importante el concepto de la amistad y enfatizan siempre estos valores”, señala.

Con más de 150 millones de copias de manga vendidos, el anime ha causado furor a nivel global; la película “Kimetsu no Yaiba: Mugen Ressha-hen”, que se estrenó en 2020 se convirtió en una de las películas más taquilleras de anime en el mundo, recaudó más de 500 millones de dólares en taquillas en tiempo de pandemia.

La serie, que llegó a México por Netflix, va por su tercera temporada.

También se destaca la producción en la animación que es impresionante, comenta Lalo, tiene muchos detalles visuales que sobresalen.

“En el primer capítulo, con la nieve, la sangre, se logra una escena artística, bien cuidada. Se nota la diferencia con lo que se hacía en los 80 con ‘Dragon Ball’, ‘Los Caballeros del Zodiaco’, por mencionar algunos”

La música que acompaña al anime también ha embelesado a millones; el tema de apertura de cada capítulo, “Gurenge”, es interpretado por una de las cantantes más famosas en Japón, LiSA, mientras el de cierre es “From the edge” interpretado por la agrupación FictionJunction junto a LiSA.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.