CULTURA

El MACG presenta la segunda parte de Alegorías del mal gobierno

El Museo de Arte Carrillo Gil (MACG) presenta la segunda parte de la exposición Alegorías del mal gobierno, la cual incorpora el cambio de 55 obras que contribuyen a la exploración de los planteamientos teóricos y plásticos del acervo que resguarda el recinto, y las pone en diálogo con trabajos cinematográficos que abordan sucesos de violencia exacerbada registrados en las últimas décadas.

En el marco de la campaña #VolverAVerte de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), la muestra abrirá del 29 de enero al 22 de mayo, desarrollada por el curador invitado Jesse Lerner, cineasta y académico cuya obra se ha mostrado en festivales de cine y museos.

Entre los sucesos que plantean las obras están la dictadura de Augusto Pinochet en Chile, la violencia racial en Estados Unidos, así como las desapariciones forzadas en México, entre otros temas.   

Alegorías del mal gobierno se enmarca en el programa MACG Colección el cual invita a curadores provenientes de distintas disciplinas para proponer lecturas atípicas del acervo. La muestra parte de la pintura Alegoría del buen y el mal gobierno, realizada por los hermanos Ambrogio y Pietro Lorenzetti en el siglo XIV, en Siena, Italia.

La temática resultó sui géneris en aquel contexto y representó un cambio en los temas abordados dentro del sistema de representación en el arte. Se trató de una crítica al gobierno en turno por medio del tropo de la alegoría con distintas figuras religiosas que encarnaban defectos y virtudes. El mural se compone de dos secciones: el buen y el mal gobierno; mientras que la primera presenta al gobierno como el bien común con las figuras de la paz, la concordia, la generosidad y la justicia; la segunda lo muestra como una tiranía, con un monstruo de cabeza cornuda, rodeado por personajes que representan la avaricia, el fraude, el conflicto y otros vicios. 

Lerner, en recorrido virtual por la exposición, señala: “Me interesa pensar en el mural del mal gobierno como estructura conceptual para exhibir la colección del MACG y la manera en que podemos partir de las obras para reflexionar sobre diferentes cuestiones políticas, morales o filosóficas.” 

Esta segunda selección da prioridad a piezas provenientes de la colección fundacional del recinto, donada por Alvar Carrillo Gil a principios de los años setenta. Podremos apreciar obras de José Clemente Orozco que muestran el aspecto negativo del proceso de modernización económica, así como sus preocupaciones por el fascismo y la violencia institucionalizada, realizando una crítica al poder y al militarismo. Se incluyen grabados y dibujos realizados por Fernando Castro Pacheco en los años cuarenta, que revelan un minucioso estudio de las durezas que vivió la población durante la Revolución y el duelo que las acompañó.  

La exhibición comprende obras de arte moderno y contemporáneo de la colección del MACG, así como de la Fundación Televisa, Patricia Conde Galería, Fundación María y Héctor García, Revista Proceso / Miguel Dimayuga, Los Ingrávidos, Bruno Varela, Carlos Renau, Mario Handler/Laboratorio de Preservación Audiovisual, ICAIC e incluye obras de los siglos XX y XXI, entre otros.  

Para Mauricio Marcin, curador en jefe del MACG, la segunda parte de la exhibición “muestra diversas formas en las que la ciencia y las tecnologías, que de ella derivan, ofrecen tanto posibilidades utilitarias en beneficio de la gente, como opciones destructivas, a veces de comunidades enteras. La muestra pone en tela de juicio tanto las teorías políticas como las instrumentalizaciones que han sucedido en la última mitad del siglo pasado”.

El MACG aplicará las medidas de cuidado durante la visita del público, las cuales consisten en un filtro con tapete desinfectante, aplicación de gel antibacterial, revisión de la temperatura que no rebase los 37.5ºC, uso obligatorio de cubreboca, respeto a la sana distancia y aforo limitado.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.