MUNDO

El presidente del INE dimite después de que el Gobierno cuestionase los datos del IPC y el PIB

Dimite el presidente del Instituto Nacional de Estadística (INE). Juan Manuel Rodríguez Poo ha presentado su dimisión “por motivos personales”, según confirman fuentes del organismo y según se señala en un comunicado que ha publicado a las 11 de la noche el Ministerio de Economía.

Esta renuncia se produce después de que el Gobierno haya criticado con dureza al organismo estadístico por sus cálculos del Producto Interior Bruto (PIB) y del Índice de Precios de Consumo. Ministros como el de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y la de Hacienda, María Jesús Montero, han señalado abiertamente que las cifras de recaudación fiscal y de afiliación indican una evolución de la economía mucho mejor que lo que arroja ahora el INE en sus números del PIB.

Aunque formalmente el titular del INE haya dimitido, Rodríguez Poo abandona el cargo después de que el Ministerio de Economía comunicase al organismo su cese. En la institución se conocía la marcha del presidente, al menos desde el pasado jueves. Ese mismo día tuvo noticia el Gobierno de la revisión a la baja del PIB: de un 0,3% a un 0,2%, en un primer trimestre marcado por la inflación, la variante ómicron y la huelga de transportistas. Los datos sobre la economía dejaban a España a la cola de Europa en la recuperación de la pandemia.

En cuanto a la inflación, el Gobierno censuraba que el INE no estuviese computando en sus cálculos del IPC la llamada tarifa libre de la luz, aquella que abarca al 60% de las familias, pactan libremente los clientes con las empresas y suele ser más estable aunque a la larga más cara. Solo incluía la evolución de la tarifa regulada, y en consecuencia reflejaba un incremento mayor porque esta va directamente vinculada a los precios mayoristas y estos han subido con fuerza desde finales del año pasado. En cambio, los contratos libres irán asumiendo subidas más adelante de forma más progresiva, según vayan incorporando la nueva realidad de precios y vayan acabando las ofertas.

Para el Gobierno, el INE no ha sabido dar respuesta a estos problemas en el cálculo del IPC. Por su parte, el instituto estadístico ha alegado que no conseguía datos buenos de las eléctricas.

El Gobierno tenía un plan para modernizar el INE que incluye el mayor uso de registros públicos en detrimento de las encuestas. Al publicar el pasado viernes la destitución, el Ministerio de Economía contestó que todavía tendría que ver si la marcha de Rodríguez Poo encajaba con este plan. La idea es que el exsecretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, que había anunciado su dimisión la semana pasada, ocupe el puesto. De confirmarse el nombramiento, el INE tendrá a un ex alto cargo del Gobierno al frente por primera vez en su historia. Hace dos meses que ya se especulaba con que Arroyo tomaría las riendas de la institución.

Aunque se trata de un grupo con un apoyo minoritario, la Asociación de Estadísticos Superiores del Estado, en un comunicado publicado este lunes, ha señalado que nunca hasta ahora se había destituido a un presidente del INE sin mediar un cambio de Gobierno. Admite que pueda haber un debate legítimo sobre las estadísticas, pero señala que nunca el Ministerio de Economía había cuestionado al instituto estadístico hasta el punto de crear unos indicadores propios de actividad.

“La metodología del INE es rigurosa y está avalada por la agencia europea Eurostat”, recuerda. Y añade: “En estas circunstancias, un cese del presidente del INE podría ser interpretado por la sociedad como un ataque a la independencia del instituto, motivado por el hecho de que las cifras publicadas por el INE de algunas estadísticas relevantes no están en sintonía con las previsiones económicas del Gobierno”. La asociación pide que se fije por ley el mandato temporal del presidente del INE “para preservar su neutralidad operativa y para que esté al abrigo de eventuales presiones de los intereses políticos”.

En una nota de prensa titulada El Gobierno refuerza el sistema estadístico estatal con una reforma legal y un nuevo estatuto para el INE, el Ministerio de Economía ha anunciado en la noche del lunes que Rodríguez Poo deja el organismo por motivos personales. “La reforma de la Ley de la Función Estadística Pública, la primera desde su promulgación en 1989, permitirá intensificar el uso de nuevas fuentes de información como los registros administrativos y el big data, lo que redundará en una mayor calidad y una reducción de los costes”, dice el comunicado.

Y agrega: “El actual presidente del INE, Juan Manuel Rodríguez Poo, ha liderado este proceso de modernización y refuerzo de la institución desde su nombramiento en octubre de 2018. Logrados los objetivos, ha expresado su voluntad de dejar el cargo por motivos personales. Se abre un proceso de sustitución para este puesto que se espera cerrar en los próximos días”.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.