CULTURA

Estreno de “Los empeños de una casa” en Bellas Artes

El hecho de que en el siglo XVII Sor Juana Inés de la Cruz fuera una figura atípica, le da una vigencia absoluta en el presente, afirma la directora de la Compañía Nacional de Teatro (CNT), Aurora Cano, sobre el estreno de “Los empeños de una casa” en la Sala Principal del Palacio de Bellas.

“Ella entiende el desastre emocional que implica enamorarse. Más complejo aún, cuando uno se enamora de quien no debe; ella comprende los mecanismos del terror psicológico que rodean, de alguna manera, la experiencia amorosa, y los hace comunes a todos los seres humanos”, afirma Cano y subraya que el estreno se enmarca en las celebraciones que se llevan a cabo este año por el aniversario 90 del Palacio de Bellas Artes, donde tendrá funciones los días 16, 18 y 19 de mayo, a las 20:00, 19:00 y 17:00 horas, respectivamente.

“El Palacio se inauguró en 1934 con una obra de teatro -no con ópera, danza o la Sinfónica Nacional, sino con teatro-. Siempre que hay un aniversario importante del Palacio se hace un festejo donde el teatro está presente”. Cuenta que la obra con la que dicho recinto se inauguró fue “La verdad sospechosa”, de Juan Ruiz de Alarcón.

Como México tiene dos grandes clásicos, los ya mencionados Ruiz de Alarcón y Sor Juana, en esta ocasión se propuso llevar a escena Los empeños de una casa. Montaje que cruza todas las líneas bajo las que la CNT presenta sus obras, “por ser una autora mexicana y un clásico, y poseer elementos de investigación identitaria a través de la música. Ése es un poco el esquema general”.

“Los empeños de una casa”, continúa Cano, es una comedia para celebrar el nacimiento del primogénito de la virreina, de quien Sor Juana -se sabe hoy, gracias a académicos y estudiosos- estaba enamorada: “La gran paradoja que yo veía al enfrentarme a esta aventura es que se trata de una autora que escribe, para hacer reír, una obra de enredos amorosos, mientras que ella misma está en un enredo más complicado que la hace padecer”, explica la directora.

Esto da pie para que ciertos elementos metateatrales entren en el montaje: “Al mismo tiempo que corre la comedia, vemos las vicisitudes que va pasando en la gestación de la obra”. En otras palabras, Cano interviene esta versión y muestra, por un lado, la pieza tal y como fue escrita; por el otro, una intervención a partir de la obra amorosa y la vida de Sor Juana.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *