MUNDO

Europa, bajo un manto de calor

Un manto de aire caliente que se extiende desde el Mediterráneo al Mar del Norte está causando la primera ola de calor del verano en gran parte de Europa Occidental. Se pronostican temperaturas superiores a los 30 grados centígrados (86 Fahrenheit) desde Londres hasta París.

Los expertos dijeron que la ola de calor, inusual para la época del año, es una señal de lo que vendrá a medida que continúa el calentamiento global, adelantando temperaturas extremas que antes sólo se registraban en julio y agosto.

“En algunas partes de España y Francia, las temperaturas han subido en más de 10 grados, lo que es una enormidad, sobre el promedio para esta época del año”, dijo Clare Nullis, vocera de la Organización Meteorológica Mundial, con sede en Ginebra.

Mientras en Francia, las autoridades emitieron alertas de ola de calor en la tercera parte del país, donde viven más de 18 millones de personas. Se emitieron advertencias de incendios forestales desde los Pirineos en el sur hasta la región parisina.

Francia ha tomado medidas para enfrentar las temperaturas extremas del verano luego de una ola de calor que causó unas 15.000 muertes en 2003.

El viernes se cancelaron las clases en 12 regiones del suroeste y oeste, donde regía la alerta máxima. El gobierno incrementó los esfuerzos para garantizar la hidratación de la gente en las residencias para ancianos y otros sectores vulnerables.

“En algunas partes de España y Francia, las temperaturas han subido en más de 10 grados, lo que es una enormidad, sobre el promedio para esta época del año”, dijo Clare Nullis, vocera de la Organización Meteorológica Mundial, con sede en Ginebra.

Mientras en Francia, las autoridades emitieron alertas de ola de calor en la tercera parte del país, donde viven más de 18 millones de personas. Se emitieron advertencias de incendios forestales desde los Pirineos en el sur hasta la región parisina.

Francia ha tomado medidas para enfrentar las temperaturas extremas del verano luego de una ola de calor que causó unas 15.000 muertes en 2003.

El viernes se cancelaron las clases en 12 regiones del suroeste y oeste, donde regía la alerta máxima. El gobierno incrementó los esfuerzos para garantizar la hidratación de la gente en las residencias para ancianos y otros sectores vulnerables.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.