MUNDO

Fracasa la moción de censura contra el Gobierno francés

La moción de censura contra el Gobierno francés presentada por la izquierda fracasó este lunes en la Asamblea Nacional, al recibir 146 votos a favor frente a los 289 necesarios.

La moción fue respaldada únicamente por los grupos de la coalición de izquierda Nupes (La Francia Insumisa, socialistas, ecologistas y ecologistas), pero no por todos sus integrantes, que son 151.

Según las normas de la Asamblea, primero se emitieron los votos a favor, y al no ser suficientes para aprobar la moción, no hizo falta continuar con los votos en contra o las abstenciones. La cifra límite de 289 diputados necesarios es la que marca la mayoría absoluta de la cámara.

El intento de derribar al Gobierno “ha sido rechazado con mucha claridad”, afirmó a la prensa tras conocer el resultado el ministro portavoz, Olivier Véran.

La iniciativa de Nupes fue presentada como una “moción de desafío” después de que la primera ministra, Élisabeth Borne, ejerció su derecho a no someterse a una moción de confianza, para la que no tiene la mayoría absoluta de la cámara.

“Usted no tiene legitimidad, ni política ni parlamentaria”, afirmó la portavoz del grupo parlamentario del partido La Francia Insumisa, Mathilde Panot, ante el pleno de la Asamblea General que discutió y votó la moción.

La discusión parlamentaria no dejó de recordar las revelaciones de un consorcio de medios internacionales sobre cómo Emmanuel Macron, cuando era ministro de Economía, ayudó decisivamente a la implantación de la empresa estadounidense Uber en Francia a pesar de las críticas a las condiciones de sus conductores.

“Macron es el presidente de los ‘lobbys’ que circula en Uber”, proclamó Panot.

En su respuesta, Borne acusó a Nupes de presentar “una moción de postureo” que lo único que hará será “obstaculizar el trabajo parlamentario” para aprobar las medidas propuestas por el Gobierno para compensar el aumento de la inflación.

Esto ocurre “cuando la táctica política pasa por delante del interés de los franceses”, añadió.

La primera ministra también acusó a Panot de no proponer “nada, absolutamente nada” y de limitarse a lanzar “invectivas”.

Aurore Bergé, portavoz parlamentaria del partido macronista, recordó que Nupes está “en minoría absoluta” y que la moción llegó después de que el líder de LFI, Jean-Luc Mélenchon, no llegó a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales y fracasó en su objetivo de ganar las legislativas para ser primer ministro.

Más allá de los ataques y respuestas entre el campo gubernamental y la izquierda, la moción no recibió apoyos de otros grupos, tal como ya habían avanzado, especialmente del conservador LR y del ultraderechista RN.

“No votaremos a favor de esta moción de censura. No uniremos nuestros vootos a los de la extrema izquierda, con la que no tenemos ningún punto en común”, dijo Michèle Tabarot por el LR.

Alexandre Loubet (RN), acusó a Nupes de querer “hacer saltar las instituciones” y de haber ayudado a Macron a ganar las presidenciales al pedir votar por el jefe del Estado en la segunda vuelta para que no ganara la líder ultraderechista Marine Le Pen.

Tras la votación, la Asamblea comenzará a debatir esta noche a partir de las 21.00 (19.00 GMT) las medidas de urgencia aprobadas por el Gobierno la pasada semana para proteger el poder adquisitivo de los ciudadanos más vulnerables debido a la subida de la inflación.

“Por fin vamos a poder trabajar (…) hemos perdido media jornada” de trabajo parlamentario, señaló el ministro portavoz.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.