CAMBIANDO DE TEMA

“Grupo Texcoco” secuestra Otzolotepec

Rodolfo Yeos Sánchez y su esposa, alcaldesa de Otzolotepec, Erika Sevilla Alvarado

* Es una “mafia en el poder” imparable……

Por Karina A. Rocha Priego

Cuando parecía que “todo iba bien en Otzolotepec”, pues resulta que NO. Este, como ya se lo habíamos compartido en una columna anterior, el municipio de Otzolotepec sigue secuestrado por el autonombrado Grupo Texcoco, con actores políticos de Morena, pero usted se preguntará, ¿quiénes son estos personajes?, porque el operador original fue el diputado Nazario Gutiérrez Martínez, quien ha apadrinado a Erika Sevilla, actual presidenta municipal y por reelección, o sea que esta mujer lleva cometiendo fechorías ¡desde hace más de 4 años 7 meses!

Sin embargo, sabemos que Gutiérrez Martínez es diputado por el Distrito 23 con cabecera en Texcoco, entonces, ¿qué carambas tiene que hacer este sujeto en Otzolotepec?, tentativamente, NADA, pero sabemos que con estos, los más beneficiados han sido Rodolfo Yeos Sánchez, exchofer del diputado Nazario, ahora “recién marido” de la presidenta municipal de Otzolotepec, Erika Sevilla, que dicho sea de paso, llenó a su querida esposa de un ¡séquito de servidores públicos voraces! como César Cañas Cornejo, actual secretario del Ayuntamiento; Rodrigo Esteban Ramos, contralor municipal; Francisca Mendoza García, directora de Administración; Gabriela Macías Guillen, directora de Obras Públicas.

Pero para que se entienda mejor, como “cuento de hadas”, el diputado Nazario Gutiérrez Martínez tenía un “chalancito”, a ese lo convirtió en “chofer” luego, notó algo que le “llamó la atención” de Erika Sevilla y dijo ¡de aquí soy!, pero como este no podía hacerse “notar mucho” -que ni como diputado lo ha hecho-, entonces, le impuso a su chofer Rodolfo Yeos Sánchez “como marido” y ahora este, hace y deshace en el municipio, a costa de la alcaldesa y para beneficio, sobre todo, del “Nazarito” el diputado. ¡Como de chiste!.

De ahí que, sintiéndose “alguien” el exchofer, es que, entre los recomendados han marcado “preferencias y niveles”, dicen, por lo que el flamante esposo de la alcaldesa tiene a dos “favoritas”: Francisca Mendoza García y Gabriela Macías Guillen, estas que son las que le acercan a “Rodo” a proveedores y contratistas para facturar adquisiciones de bienes y servicios de mala calidad, o bien, de bienes y servicios que nunca se entregaron o brindaron al ayuntamiento; obras de pésima calidad pagadas con precios unitarios excesivos, como si las obras fueran de excelente calidad y todavía así están elevadas y, los bienes y servicios a precio de oro.

Indiscutiblemente, tan granuja una, como la otra; sin embargo, los empleados de la administración aún sufren graves abusos con “Pancha” Mendoza por su despotismo y majaderías de la señora, quien dice que trabajó en el Metro de la Ciudad de México, y que para dar resultados con los empleados se les tiene que tratar como en el Metro, con mano dura, o bueno, como a los malos políticos, ¡a fregadazos!, lamentablemente, ese puntito no lo hemos podido comprobar aún, pues en los registros publicados en transparencia, resulta que ¡no obra registro alguno de la existencia de esta mujer Francisca, como secretaria de Administración!, pero como está “protegida” por Rodolfo Yeos Sánchez, pues a él le da igual si maltratan o no a los servidores públicos, mientras le llenen los bolsillos.

Claro, esperemos que a Erika Sevilla no le suceda lo mismo que le pasó a la exalcaldesa de Mexicaltzingo, Sara Vázquez Alatorre, quien fue protagonista de uno de los mayores escándalos nacionales de la administración 2016-2018, cuando se le ocurrió llevarle a Batman, con todo y mariachi, a su gran amor y secretario particular, a las oficinas del Palacio Municipal, pues, tan luego terminó su gestión, a su “Batman” se le acabó el amor y a ella, se le acabó el poder, y del dinero ni hablamos, pues su “amorcito” se llenó los bolsillos a su costa, dejándola a ella sola, y con resarcitorias, sin dinero y sí con muchos problemas, mientras él disfruta del dinero de Mexicaltzingo, tan es así, que ella ni a carrito llegó.

Por el mismo camino, pero ahora contra los ciudadanos de Otzolotepec va Erika Sevilla, quien ya debería ir hacer caso a “cuando veas las barbas de tu vecino cortar pon las tuyas a remojar”, pues tal poder económico ha alcanzado “Rodo” con los desvíos de recursos de Otzolotepec que no tarda en “pintar la huida”.

Dicen, hay esperanzas de que en esta pareja “sí haya amor” (sic) y que sea esta quien esté utilizando a su “maridito” para que sea él quien se ensucie las manos por ella y llevarse hasta el último centavo de Otzolotepec, sin que su esposa se vea involucrada, aparentemente, pues ella es la responsable de las adquisiciones y la cuenta pública.

Lo más importante aquí es saber qué han hecho Hipólito Velázquez García, síndico; Rodrigo Esteban Ramos, contralor, y Jesús Sánchez López, tesorero municipal, porque se han quedado con la “boca cerrada” ante los millonarios desfalcos de Rodolfo. ¿Será que los tienen calladitos con los bonos extraordinarios? Pues de otra manera no hay cómo explicar que RODOLFO, Gabriela y Francisca, sigan saqueando al municipio bajo el cargo, responsabilidad, nombre y firma de quienes forman parte del Cabildo de Erika, pues ellos, de conformidad con la Ley Orgánica Municipal del Estado de México y la Ley de Responsabilidades Administrativas  del Estado de México y Municipios, serán los que tengan que rendir cuentas de los malos manejos de Rodo, ante el OSFEM y el Tribunal de Justicia Administrativa.

Podría decirse que del tesorero y el contralor es entendible que se queden calladitos, pues obedecen a su jefecita Erika y a su vez Erika, a su marido, pero Hipólito Velázquez García, ¿qué está haciendo al respecto? ¿Qué no se supone que es el síndico municipal?, porque consideramos que este debería estar velando por el interés del pueblo, pero no se le ve interés alguno de meterse en este problemita, por le que nos preguntamos, en Otzolotepec, ¿dónde quedó el equilibrio del cabildo?

Por supuesto que “Rodo” ha sido muy astuto pues, de chofer, terminó “asegurando su futuro” al casarse con Erika Sevilla, negocio redondo, él se llena los bolsillos, mientras su mujer se queda con todos los problemas legales, esperemos que por lo menos le reparta parte de sus ganancias al diputado Nazario, para que interceda por Erika con Miroslava Carrillo, auditora superior del OSFEM y esta se haga de la vista gorda ante los registros de tales fechorías, al final del día el exchofer del diputado Nazario hoy esposo de la presidenta municipal de Otzolotepec, y Miroslava Carrillo pertenecen al mismo grupo político de Morena, el autonombrado “Grupo Texcoco”.

Pero mientras todos estos desfalcos ocurren, el jaloneo político en este municipio NO es menos importante, pues Rodolfo, sí, sí “el de mendigo a millonario”, ya se está “lamiendo los bigotes” porque “quiere” para la candidatura a la Presidencia Municipal en 2024, a nada más y nada menos que David Silva Carmona, quien seguirá obedeciendo al marido de Erika, mientras que a los actores políticos de Morena en Otzolotepec, les están dando “atole con el dedo” haciéndoles creer que el candidato será Armando Albarrán, actual director de Desarrollo Social de la Administración Municipal.

Pero ¡nada, no será así!, pues lo que menos quieren Erika y Rodo es perder el poder y Armando, definitivamente NO es su gallo, aun cuando Armando sea el gallo de los ciudadanos, pues a la parejita presidencial lo que menos les importa es justo eso, lo que el pueblo quiera, ellos sólo obedecen a su ambición desmedida y, mientras esto sucede, el PRI agonizante -por no decir que muerto-, quiere apostarle a Sinaí Lugo, candidata que ya perdió en 2021, contra Erika Sevilla.

Quien tuviera un jefe tan bueno como el diputado Nazario, que te da empleo, te consigue esposa, te da en charola de plata las adquisiciones y obras de un municipio y, además, te dejara decidir a quién vas a elegir para el siguiente trienio, para que no se te acabe la gallina de los huevos de oro.

¡Grotesco y una vergüenza!.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *