MUNDO

Guerra en Yemen se agrava

Después de siete años de guerra en Yemen, el conflicto atraviesa una peligrosa escalada y durante enero se registró el mayor número de víctimas civiles en al menos tres años. Por tal causa, 8 millones de yemeníes podrían perder toda la ayuda humanitaria el próximo mes en caso de no recibir nuevos fondos urgentes, dijeron el martes funcionarios de la ONU.

El enviado especial de la ONU, Hans Grundberg, y el jefe de asuntos humanitarios de la ONU, Martin Griffiths, describieron un deterioro en la de por sí grave situación que atraviesa la nación más pobre del mundo árabe.

Señalaron que durante el mes pasado se multiplicaron las zonas de combate y que a finales de enero se redujeron o cerraron casi dos terceras partes de los principales programas de ayuda de la ONU.

Yemen se encuentra sumida en una guerra civil desde 2014, cuando los rebeldes hutíes, respaldados por Irán, tomaron el control de la capital, Saná, y de gran parte del norte del país, obligando al gobierno a huir al sur y luego a Arabia Saudí.

Una coalición encabezada por Arabia Saudí entró al conflicto en marzo de 2015, con el respaldo de Estados Unidos y Emiratos Árabes Unidos, con el objetivo de devolverle el poder al presidente Abed Rabbo Mansour Hadi.

Grundberg advirtió al Consejo de Seguridad de la ONU que los más recientes ataques de los hutíes contra los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí “indican cómo este conflicto corre el riesgo de salirse de control a menos que las partes yemeníes, la región y la comunidad internacional trabajen seriamente por poner fin al conflicto”.

Agregó que un ataque aéreo de la coalición contra un centro de detención en Sadah, población bajo control de los hutíes, “fue el peor incidente con víctimas civiles en tres años”, y destacó un alarmante aumento de los ataques aéreos en Yemen, incluso contra zonas residenciales en Saná y la zona portuaria de Hodeida.

Griffiths informó que durante enero murieron o resultaron heridos más de 650 civiles a causa de ataques aéreos, artillería, disparos y otros actos de violencia, “por mucho la cifra más alta en al menos tres años”.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.