DEPORTES

Gut-Behrami, de adolescente prodigio a campeona olímpica

Con una mano jugando con su pelo y la otra limpiándose las lágrimas, Lara Gut-Behrami suspiró de alivio cuando finalmente se colocó la elusiva medalla de oro en su cuello.

Después, la flamante campeona del Super-G en los Juegos Olímpica de Beijing levantó la cara al sol, entrecerró los ojos y sonrío.

Su transformación de adolescente prodigio a campeona olímpica se hizo realidad a sus 30 años. Gut-Behrami finalmente puede reflexionar sobre su larga carrera: desde su debut en la Copa del Mundo a los 16 años, su primera victoria en la Copa a los 17, el título mundial a los 24 y finalmente los oros. Primero fueron los dos títulos de la temporada pasada, en los campeonatos del mundo de Cortina d’Ampezzo, y ahora esto.

“No tenía idea de lo que estaba sucediendo”, admitió Gut-Behrami después de que le pidieron que recordara los inicios de su carrera. “Era una niña, habían muchas cosas que no sabía cómo lidiar”.

Lo que hizo este triunfo más significativo es que llegó tras dos cuartos lugares consecutivos en el Super-G olímpico. Tampoco pudo terminar dos carreras en 2018.

Meses después de los Juegos de Pyeongchang, Gut-Behrami se casó con el futbolista suizo Valon Behrami y comenzó su nueva vida en Italia, en donde Behrami juega para el Brescia de la Serie B.

“Me di cuenta que esquío por qué me gusta”, aseguró. “Pero no es toda mi vida”.

Ganó el bronce en el slalon gigante el miércoles con un magistral segundo intento.

Su actuación en el Super-G fue fluida desde el inicio. Cruzó la meta 0,22 segundos por delante de la austriaca Mirjam Puchner, quien se quedó con la plata en su primera competencia olímpica.

Mikaela Shiffrin terminó en un distante noveno puesto. Por lo menos la estadounidense, doble campeona olímpica, concluyó la carrera en esta ocasión, tras quedar fuera en sus dos competencias anteriores en Beijing.

La también suiza Michelle Gisin terminó tercera, 0,30 segundos detrás, para su segunda medalla olímpica tras ganar el combinado hace cuatro años.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.