MUNDO

Hallan al “Dragón de muerte”, el reptil volador más grande de Sudamérica

Investigadores argentinos descubrieron una nueva especie de pterosaurio, la más grande jamás encontrada en América del Sur. Bautizados como Thanatosdrakon amaru o “Dragón de la muerte” por los paleontólogos, estos reptiles voladores gigantes fueron desenterrados en la Formación Plottier, un área ubicada en la provincia de Mendoza.

En total se encontraron dos “dragones de la muerte” de aproximadamente 7 metros de ancho por 9 de ancho, respectivamente. Los investigadores confirmaron que se trata de azdárquidos, una familia de pterosaurios que vivieron durante el final del período Cretácico, hace aproximadamente 146 millones a 66 millones de años.

“Estamos ante una nueva especie de pterosaurio. ¿Por qué? Porque todas las características que pudimos ver, muchas de ellas eran nuevas, no habían sido registradas para ningún otro pterosaurio a nivel mundial”. Leonardo Ortiz David, líder del proyecto de investigación

Los investigadores determinaron que los dos pterosaurios murieron al mismo tiempo y que uno aún no había crecido por completo. Pero los científicos no pueden decir con certeza si los dos animales representan parte de un grupo familiar.

Esta es la única especie del género, que significa “dragón de la muerte” en griego. El nombre de la especie, “amaru”, se traduce como “serpiente voladora” del idioma indígena quechua y se refiere a Amaru, una deidad inca de dos cabezas, informaron los autores del estudio . 

“Les dimos un nuevo nombre de género y un nuevo nombre de especie. Elegimos el género Thanatosdrakon (…) Es la conjunción de dos palabras. Thanatos es muerte y drakon es dragón. Pensamos que era apropiado nombrar es así, ya que estamos hablando de un animal volador gigante que era un depredador. Entonces es el Dragón de la muerte”, agregó Ortiz David.

Según los investigadores, el Thanatosdrakon destaca por el tamaño de sus huesos, lo que demuestra que es un ejemplar gigante y es el pterosaurio más grande de Sudamérica y uno de los más grandes del mundo.

David dijo que los pterosaurios fueron los primeros vertebrados en adquirir la capacidad de vuelo activo, mucho antes que las aves, pues estas no habían aparecido cuando esta especie de reptil ya volaba, cazaba, comía y se reproducía.

“Los pterosaurios nos ofrecen dos posibilidades a la hora de interpretar las faunas del pasado. Por un lado, podemos interpretar que hay animales que eran asombrosos. No tenemos registro actual de ningún pariente cercano que tenga siquiera un parecido modificación del cuerpo de estas bestias”, explicó David.

Bernardo González Riga, coautor de la investigación, dijo que los huesos fósiles del “Dragón de la muerte” fueron encontrados en afloramientos ubicados en el sur de la provincia de Mendoza, en rocas del período Cretácico tardío, estimadas en 86 millones de años.

El estudio sobre el nuevo pterosaurio fue publicado en la prestigiosa revista científica Cretaceous Research.

Apenas en febrero, investigadores argentinos también hallaron fósiles de una nueva especie de dinosaurio sin brazos, que habitó en el hemisferio sur hace más de 70 millones de años, a quien bautizaron Guemesia ochoai.

Esta nueva especie corresponde a un carnívoro abelisáurido cuyos territorios abarcaban lo que hoy es África, Sudamérica e India.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.