CAMBIANDO DE TEMA

Horacio Duarte, ¡otro lanzado!

Horacio Duarte Olivares

Por Karina A. Rocha Priego

No es novedad el que los morenistas, principalmente, realicen “actos anticipados de campaña”, los cuales son, por si se les ha olvidado, una infracción electoral que consiste en realizar actividades de promoción del voto antes del periodo de campaña.

Para acreditar esa irregularidad el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) realiza amplios análisis que incluyen la revisión de tiempos, quién emite mensajes, la finalidad de éstos y la existencia de “palabras mágicas”.

La sanción máxima por incurrir en alguno de ellos consiste en dejar sin postulación a la persona precandidata o candidata responsable.

Esto, claro que les importa muy, pero muy poco a quienes “sintiéndose dueños del poder absoluto en este país”, son capaces hasta dejar sus cargos públicos para realizar “campañas electorales” pese a que -aunque se escuche trillado- aún no son los tiempos.

Todos los que aspiran a la Presidencia de México (2024) y a la Gubernatura del Estado de México (2023) se han ido “por la libre”. Unos más descarados que otros, pero al final, les importa muy poco la ley electoral pues, lo que pretenden, incluso, es que las autoridades electorales ¡desaparezcan! o sean renovadas “a modo de unos cuantos”.

Uno de tantos ejemplos claros de “abuso electoral” sin lugar a duda es Horacio Duarte quien, en un acto público y como es normal en un “acto de campaña” responsabilizó al PRI por los altos niveles de violencia contra las mujeres en el Estado de México, asegurando que de enero a mayo del 2022 se cometieron 61 feminicidios en el Edomex y 89 mujeres fueron víctimas de homicidio doloso.

Sin embargo, no explicó que 11 de los 50 municipios del país con más violencia hacia mujeres y niñas, son Tlalnepantla, Chalco, Valle de Chalco Solidaridad, Chimalhua cán, Cuautitlán Izcalli, Ecatepec, Ixtapalu ca, Naucalpan, Nezahualcóyotl, Toluca y Tultitlán, municipios en donde se declaró la alerta por violencia de género.

Tampoco dijo que Chalco esta gobernado por Morena; Valle de Chalco, gobernado por Morena; que Chimalhuacán, también está gobernado por Morena, así como Ecatepec, Ixtapaluca, Nezahualcóyotl y Tultitlán, entre otros.

Pero ese tema no importó a Horacio Duarte Olivares, de quien ya habíamos comentado sus intenciones de buscar la Gubernatura mexiquense. También comentamos que éste, como administrador general de Aduanas tiene una enorme “bolsa de recursos económicos” para “comprar” la Gubernatura mexiquense aunque, creemos que eso no lo tendrá que usar pues, “su jefe” ya está haciendo “esos arreglos” con el Gobernador Alfredo del Mazo.

Pero a lo que vamos, es que Horacio Duarte se atreve a criticar que el Estado de México sea una de las entidades con el mayor número de casos de violencia sexual contra las mujeres, cuando la que no ha funcionado es la estrategia o política de Seguridad del Gobierno Federal, donde el “abrazos no balazos” ha cobrado más vidas inocentes en los últimos tres años a diferencia del sexenio peñista y eso, querido lector que, el de Peña, fue un Gobierno de abusos y corrupción, superior a otros tantos sexenios.

Horacio Duarte, insistió en que de enero a mayo del 2022 se cometieron 61 feminicidios en el estado de México y 89 homicidios dolosos; esto significa que 150 mujeres fueron asesinadas en los primeros cinco meses del año. Además, la entidad registró 6 mil 574 delitos por lesiones dolosas contra las mujeres, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Hoy, se preocupan por las mujeres mexiquenses; hoy, aseguran que “todo va a cambiar”, como con “varita mágica”. Dicen, la Cuarta Transformación revertirá la ineficiencia de los gobiernos del PRI, que por 90 años han saqueado al estado y han incrementado las agresiones a mujeres con total impunidad, pero, se le ha olvidado que, el PRI, está pasando por su peor crisis y que, quienes pueden lograr el control del Estado de México, y no precisamente Morena.

Pero lo peor en estos momentos, es el cómo los morenistas “se brincan” la ley electoral, creyendo que gozan de total impunidad y que, las amenazas contra el INE y ahora contra el TEPJF, serán su salvación, cuando tampoco los mexicanos deberían vivir bajo la amenaza de las autoridades federales de “…. si no se hace como ellos quieren, habrá represalias graves”, de “si no estás conmigo, estás en mi contra”, eso es autoritarismo, y no se puede vivir bajo ese yugo.

Solo se espera que, con el tiempo que les queda de vida al INE y TEPJF -por aquello de las amenazas sobre su desaparición- hagan lo que les corresponde y pongan orden a estos actos anticipados de campaña, los cuales, curiosamente, a los que “les comen el mandado” es a los priistas quienes, en lo que se deciden que van a hacer para el 2023, otros, ya se posicionan  en la preferencia electoral de los mexiquenses…

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.