JUSTICIA

Identifican a personas desaparecidas en fosas clandestinas de Tenango y Lerma

Entre los restos hallados en las fosas clandestinas de Tenango del Valle y la zona boscosa de Lerma, se habrían identificado a tres víctimas de desaparición forzada ocurridas en San Mateo Atenco y Calimaya, confirmó Elizabeth Machuca Campos, representante del colectivo Flores en el Corazón.

Las confrontas genéticas hechas por la Fiscalía estatal en sus peritajes de los restos, arrojaron una similitud del 99 por ciento con la identidad de las víctimas.

La activista informó que se trata de tres casos a los que les ha dado acompañamiento mediante su colectivo y estos se refieren a dos hermanos desaparecidos en la colonia Buenavista de San Mateo Atenco el 11 de enero de este año. Así como el caso de un joven desaparecido el 16 de octubre de 2022.

Según lo informado, uno de los cuerpos identificados se encontraba en la fosa del salón de fiestas de la colonia La Joya de Tenango del Valle y los otros dos en las fosas halladas en la zona boscosa de Lerma.

“Nos entregarán tres cuerpos, iremos a servicios periciales para ver lo de un caso. Harán una última confronta porque nos dicen que hay noventa y nueve por ciento de coincidencia”, comentó Machuca Campos.

La última confronta genética se hará en la Secretaría de la Defensa Nacional y una vez que les entreguen los resultados, se procederá a la entrega de los restos a las dos familias de las víctimas, precisó la activista.

El martes pasado las familias adheridas al colectivo Flores en el Corazón bloquearon la carretera México-Toluca para exigir tener acceso a las confrontas genéticas que hizo la Fiscalía en ambas fosas.

Ese mismo día las familias tuvieron una reunión con el fiscal general y diversas áreas más de dicha institución y en la que les habrían dado la información sobre la identidad de los cuerpos.

Se trata de los casos de Jesús Matamoros Velázquez, joven de 27 años desaparecido el 16 de octubre de 2022 en la localidad de Zaragoza en el municipio de Calimaya, así como las desapariciones de los hermanos Javier e Iván Cruz Alcántara, que fueron vistos por última vez en la colonia Buenavista de San Mateo Atenco.

Tanto el hallazgo de dos fosas, con 14 cuerpos enterrados, como el dato que revela que tres de esos cadáveres pertenecerían a víctimas de desaparición forzada ya forman un precedente en la historia criminal del valle de Toluca.

Asimismo, cabe destacar, que a partir de las brigadas de búsquedas de madres buscadoras, se logró identificar a víctimas, las cuales pareciera que jamás hubieran aparecido.

Fue en enero de 2023 cuando se supo de los hallazgos de las fosas clandestinas en el salón de fiestas abandonado de la colonia La Joya de Tenango del Valle.

En dicho sitio se desenterraron 11 cuerpos de hombres y una mujer. La detención de los autores materiales en fechas previas, habría llevado a dar con las fosas en medio de un impresionante operativo.

Entre los 12 cuerpos, estaría el de Jesús, desaparecido dos meses atrás, el 16 de octubre de 2022. Es lo que ahora se sabe.

Casi un mes después de ese primer hallazgo, el 10 de febrero, en la zona boscosa de Lerma se hallaron nueve fosas clandestinas en dos parajes distintos. En ese sitio se desenterraron otros dos cuerpos.

Dichos cuerpos pertenecen a los dos hermanos Javier e Iván, de 20 y 22 años, desaparecidos un mes atrás en el municipio vecino de San Mateo Atenco, según la información que ha generado la investigación de la Fiscalía.

De acuerdo con la activista, Elizabeth Machuca y representante del colectivo Flores en el Corazón, aún se espera una última confronta genética para después devolver los restos a las familias de las víctimas.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *