CAMBIANDO DE TEMA

Inexplicable e inentendible sustitución de Nemer Álvarez por Puente Espinosa

Por Karina A. Rocha Priego

¡Error! ¡Gravísimo error! intempestiva fue la salida de Ernesto Nemer Álvarez de la Secretaria General de Gobierno del Estado de México, misma que no tiene una explicación coherente, ni una carta de renuncia por cuestiones personales ni de salud; solo se sabe que al hoy exsecretario le exigieron su renuncia, no sin antes tener en la antesala al sucesor en el cargo, Luis Felipe Puente Espinosa.

¿Qué pasó? solo Ernesto Nemer y el Gobernador Alfredo del Mazo lo saben, pero, dicen, tal vez Nemer Álvarez “robaba cámara” al Gobernador o, en su defecto, pudo haber sido por desacuerdos como ¡negarse a vender el Estado de México a Morena!, como lo hizo Hidalgo y como lo hizo Oaxaca; la institucionalidad que caracteriza a Nemer Álvarez no le permitieron “doblar las manos” ante una aberración como la que se avecina.

Otros piensan que el interés del Gobernador mexiquense era “cortarle las alas, de un tijeretazo” a un aspirante genuino a la Gubernatura del Estado de México, lo cual pudo haber ido contra los “intereses particulares” de Del Mazo que está empecinado en lanzar a su amiga Alejandra del Moral. ¿Por qué a ésta? por que es garantía de derrota en la contienda electoral del 2023 y con ello se cumpliría el compromiso adquirido con el Gobierno Federal. Derrota anunciada.

También se llegó a pensar que Nemer Álvarez podría convertirse en coordinador de campaña del candidato de coalición PRI-PAN-PRD que, indiscutiblemente, tendrá que ser Enrique Vargas del Villar pero, una vez más, sale a relucir la “institucionalidad” de Nemer Álvarez que le imposibilita para ello.

Lo cierto es que al Secretario General de Gobierno ¡lo despidieron! sin razón alguna, solo le dieron las gracias y lo sustituyeron por quien es un verdadero experto en cuestiones de Protección Civil, pero, ¿y de política interna?

Luis Felipe Puente Espinosa, es originario de Atizapán de Zaragoza y con estudios en Turismo; ha fungido como un operador político en la zona oriente del Estado de México y, hasta el pasado lunes, fungió como secretario Técnico del Consejo Político del Revolucionario Institucional.

Pero la realidad es que el Estado de México va más allá de un simple operador. La ola de violencia que viene azotando a la entidad mexiquense, no puede ser tratada como una “inundación”, la operación política debe ser de altura y, sobre todo, dar la cara a los mexiquenses como lo venía haciendo Nemer Álvarez.

De nadie es desconocido que el Secretario General de Gobierno en innumerables ocasiones representó al Gobernador Alfredo del Mazo Maza, enfrentando la embestida de la problemática social que representa este Estado tan controvertido e importante política, económica y socialmente, como lo es el Estado de México.

Ahora, acusan a Nemer Álvarez de haber conformado un “área de comunicación social particular”, o sea, que respondiera a sus intereses particulares, lo cual es una falacia si consideramos que, quien es el responsable de la Comunicación Social del Estado de México, en realidad funge como “dama de compañía” de Alfredo del Mazo Maza, su jefe, el que le paga; los demás miembros del gabinete, legal y ampliado (por llamarlo de alguna manera) que se las arreglen como puedan porque aquí, un comunicador que, también en  innumerables ocasiones, omitió el trabajo del secretario General de Gobierno porque, de nadie es desconocido que la relación entre el Jefe del Ejecutivo y su segundo de abordo era “distante e indiferente”, cordial, pero distante e indiferente, lo que obligó a Nemer Álvarez a buscar un apoyo para difundir la obra institucional, no la  particular como lo han calificado.

Les duele a muchos, sí, pero cuando se tiene un “comunicador” afín a la 4ª transformación que todo le molesta, que odia a todos los medios, que solo consiente a sus cuates o serviles, pues hay que buscar otras opciones, pero “lo tomaron a mal”, porque se sabe que Nemer Álvarez era contrapeso como aspirante a la Gubernatura mexiquense.

Definitivamente “hay gato encerrado”. A Ernesto Nemer se le vio desencajado al momento del cambio, se ve que también le tomó por sorpresa este cambio, dejando sin lugar a duda muchos pendientes que ahora tendrá que resolver Luis Felipe Puente, empezando por la masacre de Texcaltitlán que hasta el momento ha dejado 11 muertos.

De ésta, se dice se trató de un enfrentamiento entre presuntos integrantes de la Familia Michoacana y elementos ministeriales de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

Al lugar, llegaron elementos del Ejército, de la Guardia Nacional, de la Sedena, Semar y de la Secretaría de Seguridad para auxiliar a los ministeriales.

Ahora sí, llegaron los refuerzos, pero ya era tarde, y todo por un supuesto operativo que realizaba en la zona la Fiscalía estatal para inhibir las actividades de la delincuencia organizada, cuando fueron interceptados por un grupo armado que abrió fuego contra los elementos de dicha institución.

Ahora, a resolver el conflicto que, definitivamente, no se termina con el cambio de secretario, por lo que sería increíble pensar que la salida de Nemer Álvarez de la Secretario General de Gobierno fuera por los hechos de violencia que no cesan en el Estado de México y en toda la República Mexicana, porque no solo esta entidad está “en riesgo”.

Y vienen las “incoherencias” del discurso oficial y la informalidad pues, a través de una cuenta de Twitter el Gobernador Del Mazo anunció “…. He decidido nombrar como Secretario General de Gobierno a Luis Felipe Puente Espinosa. Agradezco a Ernesto Nemer su trabajo y entrega por el bienestar de las familias mexiquenses. Su dedicación y profesionalismo nos han permitido tener un estado con paz social, diálogo y gobernabilidad” y, ¿entonces, qué paso?

Sabemos que Luis Felipe Puente era (o sigue siendo) persona cercana a Luis Enrique Miranda Nava, recordando que fungió como Coordinador Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, precisamente durante el período en el que Luis Miranda Nava y durante la administración federal de Enrique Peña Nieto, por lo que podría presumirse una “imposición” del grupo peñista sobre el gobierno de Del Mazo Maza, al fin y al cabo “todo queda entre familia”.

Lo curioso del caso es que, fue precisamente Ernesto Nemer Álvarez quien nombra a Puente Espinosa como subsecretario del Valle de México Zona Oriente, y hoy es su sustituto. Nadie sabe para quién trabaja pero, como sea, “lo hecho, hecho está”, aunque a tan poco tiempo del proceso electoral del 2023 despiden a un operador político para dar entrada a un “experto en turismo y protección civil”, dejando en claro que, si no se lucha “a capa y espada” por el Estado de México “será entregado en charola de plata a la 4ª Transformación”…

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.