CULTURA

Inicia Congreso Internacional “Nuevas categorías sobre patrimonio cultural de la Unesco”

El Instituto Nacional de Antropologías e Historia (INAH) ha tenido la necesidad de revisar temas como la conservación, la gestión y el estudio de bienes de valor cultural emergente que, en casi todos los casos, sobrepasan la noción de monumento y de zonas de monumentos, categorías establecidas y definidas en la ley federal referente al tema, afirmó la titular de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos (CNMH), Valeria Valero Pié.

En la inauguración del Congreso Internacional “Nuevas categorías sobre patrimonio cultural de la Unesco”, la arquitecta explicó que este encuentro académico busca ser un espacio de intercambio de experiencias y debates sobre estas categorías del patrimonio cultural, con el objetivo de incidir en un mejor actuar en torno a su identificación, conservación, gestión y difusión.

En el evento, organizado por la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través del INAH, de la CNMH y de la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía (ENCRyM), en colaboración con la Asociación Restauradores Sin Fronteras (A-RSF), Valero Pié expuso que, ante la necesidad de hacer tal revisión, en la coordinación que ella encabeza nació el seminario permanente “Sociedad, patrimonio y territorio: Categorías emergentes”.

Explicó que la idea del mismo fue reconocer, investigar y difundir el patrimonio material e inmaterial, pero también el espacio urbano y rural que los alberga, desde las perspectivas histórica, geográfica, territorial, urbana, arquitectónica y social.

En la transmisión, efectuada por el canal INAH TV, en el marco de la campaña “Contigo en la distancia”, de la Secretaría de Cultura federal, la especialista detalló que una de las actividades programadas del seminario es este congreso internacional, iniciativa a la que se ha sumado la Dirección de Patrimonio Mundial del INAH.

Previamente, el director de la ENCRyM, Gerardo Ramos Olvera, enfatizó que enfocarse en la conservación, la investigación y la difusión del patrimonio material e inmaterial, es una tarea que las instituciones culturales, científicas y académicas deben asumir con absoluta responsabilidad y concientización, a propósito de las iniciativas de recuperación, conservación y difusión que lleva a cabo la Unesco.

Por su parte, el presidente de la A-RSF, Javier Gámez Sánchez, aseguró que las jornadas de esta reunión académica serán productivas, ya que las ponencias de los diferentes ejes temáticos aportarán experiencias y metodologías de trabajo, las cuales contribuirán a que se actué de manera más eficaz y eficiente en la gestión del patrimonio cultural.

“Para la A-RSF –afirmó–, como colaboradores en la organización de este congreso, es fundamental dirigir sus acciones a transformar la sociedad y mejorar la calidad de vida de la población más vulnerable, partiendo de la socialización del patrimonio, entendiendo esta como la concientización, valoración y conservación, algo fundamental, ya que sin la participación ciudadana no se alcanzarán los retos para garantizar y salvaguardar de los bienes patrimoniales”.

En la apertura de actividades del congreso, el vicepresidente del Comité Científico Internacional de Asuntos Legales, Administrativos y Financieros del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, Sección México, Ernesto Becerril Miró, dictó la conferencia magistral Retos legislativos en el ámbito de la protección de viejas y nuevas categorías de patrimonio cultural.

Expuso que la parte de la legislación en materia de protección de los bienes culturales es un punto importante de atender, porque es una de las maneras de garantizar la conservación, el reconocimiento, la valoración de las viejas y nuevas jerarquías del patrimonio cultural.

Anteriormente, explicó, las convenciones de la Unesco, al hablar del objeto de protección, se referían a cosas puntuales, eran una lista de todos los bienes a salvaguardar. Con la Convención del Patrimonio Mundial hay un cambio, ya no se trata de casos específicos, sino de categorías, pues el objetivo es proteger los monumentos, los conjuntos y los lugares, conceptos que engloban los más de 700 tipos de bienes de distinta naturaleza que integran el Patrimonio Mundial.

“Su regulación ha tenido que apostar por la categorización, para tener un mayor desarrollo en lo que se refiere a sus potencialidades, de lo contrario se tendría que atender cada uno de los casos, limitando esta protección”, finalizó.

Las actividades del congreso internacional continuarán el 26 y 27 de mayo, a partir de las 10:00 horas, por el canal INAH TV.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.