CAMBIANDO DE TEMA

Las reuniones de Peña Nieto, los aspirantes y las imposiciones

Por Karina A. Rocha Priego

César Camacho Quiroz, Alfonso Navarrete Prida, Jesús Alcántara, Emilio Chuayffet, entre otros, los que supuestamente se reunieron en Madrid con el expresidente Enrique Peña Nieto. ¿Para qué? Hace unos días, el líder del PRI en el Estado de México, Erick Sevilla, declaró: “…Peña Nieto palomeará al candidato en Edomex”, pues aseguró que en 2023 se juega un “proyecto de nación” y que la opinión del expresidente contará para definir al candidato.

La pregunta sería, ¿para qué entonces la reunión de exservidores peñistas en Madrid?, esta que se dio poco después del golpeteo en contra del expresidente por realizar presuntas transacciones económicas con recursos de procedencia ilícita, resultado de una investigación que se iniciara desde 2020 contra del exmandatario, pero por otro lado se dice que se “aliarán” todas las fuerzas políticas opositoras a Morena para evitar perder el Estado de México.

Sin embargo, estarán de acuerdo en que, de intervenir en el proceso, como se dice intervendrá Peña Nieto, es porque tiene en mente a un “verdadero gallo” para representar al PRI, pero primero tendría que desencantar al gobernador en turno, Alfredo del Mazo, para que se olvide de esa idea de lanzar a Alejandra del Moral quien, por cierto, ya comete delitos electorales al ser promocionada a través de espectaculares, siendo todavía secretaria de Desarrollo Social.

Pero esa es otra historia, la de hoy es que en las supuestas reuniones que se llevan a cabo fuera del país con el expresidente, deberían congregar a políticos reconocidos para lograr posicionarlo para 2023. Si bien es cierto que hablar de César Camacho o Jesús Alcántara es garantía, no así quienes dicen que, si viajaron hasta Madrid para visitar al expresidente, toda vez que ninguno ha demostrado un verdadero respeto al Estado de México.

Es más, fíjense como están las cosas. Resulta que el rumor es que, el gobernador Alfredo del Mazo Maza, ya no mantiene una relación “sana” con su primo el expresidente de México; es más, si algunos de ustedes tuvieron la oportunidad de leer la lista de supuestos implicados en las operaciones bancarias de Peña Nieto, además de su familia, algunos de esos nombres “no se habían dado a conocer”, por lo que, se dice, que un servidor público expeñista, hoy parte de la administración delmacista, filtró la información.

Posteriormente, se dice que el expresidente tuvo un encontronazo con su exsecretario particular, Erwin Lino Zárate, pero hoy, es el “operador” de Alejandra del Moral, en un afán de “prepararla” para la candidatura, y más aún, para lanzarla como “candidata única del PRI”, dejando a un lado la alianza “Vamos por el Estado de México”, que apenas entrará en pláticas.

Estarán de acuerdo en que son muchos acontecimientos “coincidentes” (que las coincidencias en política no existen) que hacen pensar que “la mano negra” que opera en el Estado de México, tiene como fin, lo que tanto hemos comentado, ¡entregar el Estado de México a Morena!, como parte de un nuevo “pacto de impunidad” a favor de Del Mazo Maza.

Pero deben muchos entender que no se puede pensar en un “candidato único” del PRI, cuando este instituto político se sigue desmoronando, que su dirigencia traiciona una y otra vez a la militancia, que entre priistas ¡no se ponen de acuerdo! y, peor aún, que, por encima de la militancia, quieren imponer al candidato a la gubernatura del Estado de México.

Ese exabrupto cometido por Erick Sevilla, pudo haber demostrado tantas cosas, menos unidad del PRI, y mucho menos, respeto al mismísimo gobernador Alfredo del Mazo, quien, se supondría, debería ser el que palomeara la lista de aspirantes, esa que, seguramente, irá creciendo con el paso de los días.

Pero no solo es el PRI; aspirantes a la gubernatura mexiquense son muchos, de todos los partidos políticos, y Morena encabeza la lista por ser el partido con más aspirantes; 67 para ser exactos, aunque, honestamente, tantos registros suenan “a trampa”, pues, según la primera encuesta de Morena, al menos 4 encabezan los porcentajes.

Encuesta que también “huele a trampa” -y no es canción-, pues en un estado como el de México, con un padrón electoral de 12’410,967 (doce millones cuatrocientos diez mil novecientos sesenta y siete) electores, llevar a cabo una encuesta telefónica con 1,200 llamadas, no puede definir a un candidato y que este sea la mejor opción para gobernar a casi 17 millones de habitantes.

Ahora bien, si la encuesta la realizaron en Texcoco, pues bueno, son entendibles los resultados, pues tres de los aspirantes como Delfina Gómez, Horacio Duarte e Higinio Martínez son texcocanos y, curiosamente, estos tres encabezan la lista para la gubernatura mexiquense. ¿Así, o más tramposa su encuesta?

En cuanto al PRI, sabemos que Alejandra del Moral es la aspirante delmacista, todavía secretaria de Desarrollo Social; la diputada federal Ana Lilia Herrera Anzaldo, cuya carrera política viene dando de qué hablar desde hace tiempo ya; Ernesto Nemer Álvarez, quien fue despedido de su cargo, pues, dicen, tuvo un encontronazo con el gobernador Del Mazo, derivado de la reunión morenista que se llevó a cabo en Toluca el pasado 12 de junio y a quien supuestamente acusaron de estar haciendo “su propia campaña política” desde la Secretaría General de Gobierno. Ricardo Aguilar Castillo, Carlos Iriarte Mercado, Elías Rescala, actual diputado local y quien, seguramente, se haya alineado ante el mandato de su amigo y jefe, Alfredo del Mazo Maza, para dar paso a Alejandra del Moral.

Del PAN, se sabe y muchos reconocen el trabajo del diputado local Enrique Vargas del Villar, quien, con sus propias palabras, asegura “es el único aspirante” a la candidatura por el albiazul y quien, hasta el momento, nadie ha desmentido.

Por Movimiento Ciudadano, solo se cuenta con el senador Juan Zepeda, este que llegó al escaño por el PRD para luego dejar colgado a ese instituto político y adherirse a MC y quien, en determinado momento, podría inclinarse a favor de la alianza “Va por el Estado de México”.

En cuanto al Partido Verde, se sabe que ese instituto político se inclinará a favor del “mejor postor”; sin embargo, quien ya hace campaña es José Alberto Couttolenc Buentello, actual diputado local.

Aunque se dice que será hasta noviembre de este año cuando se tenga claro quién y por cuál partido político o alianza, los ánimos en el Estado de México están desbordados, sobresalen los delitos electorales y el desgaste de quienes insisten en gobernar a los mexiquenses. Tiempo al tiempo…

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.