MUNDO

Lluvias dejan muertos y familias afectadas en Sao Paulo

El número de muertes por las lluvias torrenciales que han puesto en alerta al estado de Sao Paulo se elevó a 18, entre los cuales siete niños, mientras que más de 500 familias están desabrigadas o desalojadas en la región más poblada de Brasil, informaron fuentes oficiales.

Según explicó en una conferencia de prensa el gobernador paulista, Joao Doria, además de los 18 fallecimientos confirmados hasta el momento, los equipos de defensa civil y bomberos siguen trabajando para localizar al menos cuatro desaparecidos.

Por lo menos nueve personas resultaron heridas, con diferentes niveles de gravedad, y cerca de 500 familias tuvieron que abandonar sus hogares a raíz de las tormentas.

“La orientación de la Defensa Civil es que las personas que están en áreas de riesgo no vuelvan a sus casas”, alertó el gobernador.

En la localidad de Embú das Artes, tres personas -una mujer y sus dos hijos- fallecieron después de que su vivienda vino abajo tras un deslave de tierra, mientras que otros cuatro individuos lograron escapar gracias a la ayuda de los vecinos.

Cinco miembros de una misma familia murieron soterrados en la ciudad de Várzea Paulista, en el interior de Sao Paulo, después de que parte de una cuesta colapsara y sepultara la casa donde vivían.

Doria señaló que, de las 18 víctimas fatales dejadas por las tormentas hasta ahora, siete son niños.

“Acompaño con mucha tristeza los daños causados por las fuertes lluvias en Sao Paulo. Mi solidaridad a las familias y amigos de las 18 víctimas fatales. Estamos trabajando en los rescates”, dijo Doria, quien además aprobó una ayuda de emergencia de 15 millones de reales (unos 2.8 millones de dólares) a los municipios afectados.

Durante la madrugada de este domingo, la región, con unos 42 millones de habitantes, entró en estado de alerta y al menos 11 municipios registraron deslizamientos de tierra, inundaciones, desbordamiento de ríos y caídas de árboles, además de diversos daños de infraestructura, según detalló el Cuerpo de Bomberos.

Fuentes meteorológicas alertaron que las fuertes lluvias en diversos puntos del estado deberán continuar hasta el martes próximo, por lo que han pedido cautela a la población.

“La continuidad de las precipitaciones en conjunto con el suelo húmedo mantiene elevado el potencial para la formación de inundaciones, caída de árboles, desbordamiento de ríos y deslizamientos de tierra”, señaló el centro de gestión de emergencias climáticas paulista.

En medio del estado de alerta, la ciudad de Sao Paulo suspendió este domingo la vacunación contra covid-19 que se adelanta en la capital para asegurar “la seguridad de los ciudadanos y funcionarios”.

Las tormentas de verano son un fenómeno común en Brasil entre los meses de octubre y febrero y, en las últimas semanas, han dejado varios muertos y causado estragos en por lo menos cuatro estados del país.

En el estado de Bahía, el mayor afectado por los temporales, se contabilizan hasta el momento 26 muertes y más de 500 heridos, además de unos 87 mil desabrigados y desalojados.

En Minas Gerais, en la región sudeste, las lluvias provocaron desde la última semana de diciembre 20 muertos, sin contabilizar los diez que fallecieron por el desprendimiento de una pared rocosa en un turístico cañón del municipio de Capitolio y que hundió varias lanchas.

 

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.