MUNDO

Los polos magnéticos de la Tierra se están invirtiendo

El futuro puede que reserve a la Tierra otro gran desafío. Los polos magnéticos se están desplazando y ello ¿qué significa? ¿Puede provocar problemas serios a la humanidad?

En realidad ¿de qué hablamos realmente cuando nos referimos a que los polos magnéticos se invierten? ¿Es un proceso rápido o tarda decenios, cientos o miles de años en producirse?

Para empezar, digamos que la inversión de los polos magnéticos de la Tierra es un hecho completamente natural que ya sucedió en el pasado dentro de la larga historia de nuestro planeta. Según algunos estudios, suele suceder cada 200.000 o 300.00 años. Aunque esa pauta funciona en algunos periodos y en la actualidad…. ¿hace cuánto que sucedió la última inversión?

Lo desconcertante es que parece que la última inversión del campo magnético ocurrió hace 773.000 años. Lo cual rompería la pauta temporal que la ciencia tenía como cierta.

La inversión del campo magnético terrestre es aquel fenómeno en el que se intercambia el Polo Norte con el Polo Sur. Se trata de un descubrimiento relativamente reciente realizado por Bernard Brunhes, geofísico francés, quien en 1906 estudió el magnetismo de las rocas de lava.

El campo magnético terrestre es de fundamental importancia para la supervivencia de los seres humanos en el planeta azul. Se genera desde el núcleo de la Tierra extendiéndose hacia el espacio para crear la magnetosfera.

La magnetosfera, a su vez, genera un escudo electromagnético que protege a la Tierra de partículas dañinas que componen el viento solar. La magnetosfera desvía esas partículas y las mantiene esas partículas alejadas de la Tierra.

En realidad, a veces sucede que las partículas del viento solar, si son muy energéticas, logran entrar en la atmósfera terrestre por los polos. El choque entre las partículas del viento solar y los átomos del aire generan un espectáculo de luces de colores en constante movimiento. Sí, son las hermosas auroras polares (boreales o australes, según el hemisferio).

En 2016 un estudio realizado por Chris Finlay (Universidad Técnica, Dinamarca) demostró que el campo magnético terrestre se está debilitando, lo que podría acarrear graves consecuencias dada su importante función como escudo contra los rayos cósmicos.

Y, además, parece que el campo magnético de la Tierra se está desplazando. Precisamente parece que el Polo Norte se desplaza de Canadá a Rusia a una velocidad que empieza a preocupar.

En 1904 el polo magnético se movía a razón de 15 kilómetros por año y se mantuvo constante hasta 1989 cuando se produjo una primera aceleración seguida de otra en 2007 que hizo que el polo se desplazara hasta 55 kilómetros por año.

Según Larry Newitt, del Servicio Geológico Canadiense, para 2040 el Polo Norte Magnético ya podría haber cruzado el Océano Ártico hacia Siberia.

En realidad, no hay muchos fenómenos científicamente constatados que se relacionen con las inversiones magnéticas que ocurrieron en el pasado. Lo que único que puede deducirse es que la inversión y reducción del campo magnético podría hacernos más vulnerables a los peligrosos rayos cósmicos.

La exposición a los rayos cósmicos podría volverse peligrosa en algunas partes del planeta si no se utiliza la protección adecuada. Además, quizá sí pueden verse afectadas las tecnologías, de las que nuestras vidas dependen cada vez más en la actualidad.

Así que la inversión total podría ser algo muy plausible. Pero ¿cuánto tiempo llevará completarse este proceso?

Los científicos hablan de al menos 20.000 años para una inversión completa de los polos magnéticos de la Tierra. Así que el peligro, si lo hubiera, se halla muy lejos en el tiempo.

Con que, aunque tenga interés científico y sea una historia curiosa, mejor no preocuparnos de la inversión de los polos magnéticas y sí de otros asuntos más acuciantes para el planeta: el cambio climático que va a toda velocidad o las guerras que no cesan.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.