CAMBIANDO DE TEMA

Narcotráfico, podría iniciar tareas de reclutamiento de indocumentados

Spread the love

Por Karina A. Rocha Priego

Sin lugar a dudas, migración no es un tema de moda, es una triste realidad que los mexicanos tenemos que soportar porque nos afecta a todos, gobierno, militares, civiles. La oleada de migrantes que han utilizado a México como “país de paso” tienen que poner, no a pensar, sino a trabajar a las autoridades para lograr un acuerdo que nos beneficie a todos, principalmente a los migrantes que, forzosamente, tienen que cruzar por nuestro país y que, con su sueño americano, se pensaría en que estos logren cruzar la frontera hacia Estados Unidos, pero, lamentablemente, la situación se recrudece.

Recientemente se expuso cómo el narcotráfico se ha convertido en el 5.º generador de empleos en México, lo que significa que, a la falta de oportunidades para los mexicanos, sobre todo para los jóvenes, la delincuencia organizada trabaja en el reclutamiento de más hombres, mujeres y niños, en un afán de “llenarles de dinero” a cambio de sus servicios al narco.

Parece mentira, pero desgraciadamente no lo es. Los cárteles emplean a 175 mil personas que, pese a sus aspiraciones de salir adelante por sus propios medios, en México no hay voluntad política para dar a esas personas la oportunidad de valerse por sí mismas. Por el contrario, esta administración federal aplica políticas paternalistas, a través de las cuales “somete” a quienes no tienen trabajo, por ejemplo, regalando dinero de mexicanos que sí tienen un empleo o una empresa, pero ello no ha sido suficiente.

De eso es de lo que se aprovechan las células delictivas y reclutan a los más necesitados con fuertes cantidades de dinero a cambio de sus servicios, insisto; desgraciadamente, brindar oportunidades educativas y profesionales que superen los beneficios a corto plazo ofrecidos por los cárteles, es un objetivo crítico para el futuro del país, pues esos tienen los medios, el gobierno no los quiere poner en práctica.

De acuerdo con un estudio recién publicado, las organizaciones criminales emplean aproximadamente a 175 mil personas en México, 17.9 % de ellas afiliadas al Cártel Jalisco Nueva Generación; 8.9 % al Cártel de Sinaloa; 6.2 % a la Nueva Familia Michoacana; 4.5 % al Cártel del Noreste; 3.5 %, a la Unión Tepito, y el restante 59 % se distribuye entre grupos menores.

De ahí que el narcotráfico se convierte en fuente de empleos mayor que cualquier otra empresa mexicana y tan sólo superada por Fomento Económico Mexicano (Femsa), Walmart, Manpower y América Móvil.

Pero hoy, el problema se recrudece en este país. La migración fuera de control en México permite que miles de indocumentados ingresen a nuestro país dispersándose por toda la república, comportándose lamentablemente “como animalitos” sin dueño que quieren ayuda, pero no dejan que se les ayude.

Estos inmigrantes, que vienen huyendo de la pobreza y marginación de sus países pretenden llegar a México para obligar a las autoridades que se conviertan en sus “eternos protectores y los mantengan de todo a todo en tanto estos puedan cruzar fronteras”.

El gobierno, ha cometido el error de credencializar a miles de indocumentados con el fin de “utilizarlos” en los procesos electorales a su favor. Desde 2021 en este país votan venezolanos, guatemaltecos, colombianos, porque así convino entonces al Gobierno Federal, hoy llegan cada vez más migrantes y se convierten en dolor de cabeza para los mexicanos. No tienen dónde vivir, y si se les da dónde, viven en situación insalubre.

No tienen qué comer, pero si se les regala de comer, son “tan dignos” que tiran la comida que les dan los mexicanos o la dejan echar a perder, eso es lo que molesta a los ciudadanos de este país que, pese a ser solidarios, reciben desplantes y malos modos, pues estos piensan que es obligación de los mexicanos mantener a los migrantes.

Esto se pone feo. Hoy, cerca de 15 mil migrantes están varados en la frontera de México con Guatemala, donde afrontan lluvias y se refugian debajo de cajas de tráileres, puentes, árboles y una carpa para evitar mojarse en lo que esperan la atención de las autoridades mexicanas.

Los defensores de migrantes están preocupados por la situación del clima, porque hay muchos niños que se están enfermando y no hay quienes les brinden la ayuda.

Si no hay atención médica para los mexicanos, menos para los extranjeros, sin embargo, piden que se les ayude “lo más rápido posible”, pues aseguran que debe haber una medida preventiva para los niños para que no puedan mojarse cuando haya lluvia.

Los problemas crecen, el número de indocumentados con hambre y frío también y se espera que la cifra de extranjeros que quieren cruzar por México para llegar a Estados Unidos se pueda hasta duplicar, por lo que mientras el gobierno mexicano no haga algo al respecto no se podrá solucionar.

Sabemos que la Organización de las Naciones Unidas podría ser de gran apoyo para México en estos momentos, sin embargo, este país no quiere, no puede o no sabe cómo solicitar el apoyo para poder encontrar soluciones tangibles y efectivas porque, si la desidia continúa, en breve se tendrán que sortear problemas más graves en México.

Y ahora, hablamos de dos temas graves para México que podrían convertirse en uno solo y más grave que el narcotráfico y más grave que la migración, recordando que los migrantes, si bien son un número en este país, no hay un registro confiable de los mismos, por tanto, ¿podría usted imaginar que las células delictivas empiecen a reclutar a indocumentados para que trabajen en sus causas criminales? ¿Lo han pensado? Porque, así como están las cosas, en breve, podríamos enfrentar ese gravísimo problema que, ya de por sí nos está afectando a todos.

México se ha convertido en un país de narcos, de muertes, de abusos, de desapariciones y se presume que las intenciones de estas células criminales se sigan extendiendo y qué mejor forma de hacerlo que ofrecer “unos cuantos pesos” o, mejor dicho, que mejor manera para las células criminales que ¡emplear a indocumentados! Les ofrecen “empleo”, un lugar donde vivir, servicios médicos y dinero, mucho dinero para poder mantener a sus familias en México sin tener que pasar por las inclemencias de un viaje hacia Estados Unidos que podría no tener retorno.

A eso nos enfrentaremos en breve, al fin sabemos que, ante la holgura que da este gobierno a las células criminales para operar sin contratiempos en México, es que ocupa el narcotráfico el 5.º lugar como empleador en este país y emplear a indocumentados, seguramente les facilitará su “chamba” sin riesgo de ser perseguidos  por la muerte o desaparición de personas que ¡ni siquiera están registradas en México.

Los que ya han sido credencializados, tendrán que servir al Gobierno mexicano cuantas veces se les requiera, nada menos, tenemos 2024 en puerta, un año electoral muy importante, pues se renovará la Presidencia de México, y migrantes agraciados con una credencial de elector y un lugar dónde vivir, tendrán que seguir pagando su cuota; los más, están a la deriva, esperando atención, esperando respuestas, esperando por alguien que los tome en cuenta sin importar qué tan legal o ilegal sean las acciones que les pidan llevar a cabo.

A eso nos enfrentaremos.

A tener que luchar en México contra células criminales cuyos miembros ¡serán indocumentados! varados en este país…


Spread the love

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *